Emprendimiento/Gerencia/Impuestos/Finanzas/Tecnología/Social/Educación

Opinión



jueves, 18 de enero de 2018

5 errores comunes en el primer emprendimiento

En ocasiones, para poder mantener un negocio productivo y longevo se necesita transitar por caminos
empinados y tormentosos. Esto implica, cometer cientos de errores pagados normalmente con dinero, lo que se traduce en proyectos que se inician y terminan con un amargo sabor. No todo es malo, de dichos proyectos se aprende (aun cuando sea bajo los términos menos idóneos), lo que termina capitalizándose en el futuro de forma fantástica en experiencia. Al final del día, de todo se aprende, considerando que en el mundo de los negocios unas se ganan y otras se pierden (por favor trate que sean más las victorias).
El primer error es pensar en un proyecto gigantesco, teniendo recursos limitados. Si usted puede crear un business plan a la medida de sus sueños y cuenta con todos los recursos financieros y el talento para hacerlo, excelente; de lo contrario, piense la forma más sistémica de iniciar y no espere por el día perfecto para comenzar. Una cosa es que usted proyecte tener un negocio bajo ciertos esquemas en el mediano y largo plazo y otra cosa es que inicie solo si cuenta con todas las piezas para tenerlo.
Júntese con personas que tengan intereses comunes y visión compartida; esto evitará problemas a futuro y siempre los mantendrá enfocados como grupo de manera unitaria. Ciertamente no todos sus socios deben pensar monolíticamente, dado que de la variedad y de los distintos niveles de adrenalina surgirán nuevas cosas; no obstante, de una u otra forma, todos deben estar en la capacidad de hacer ajustes en pro del colectivo. Esto garantizará que estén en la misma página, haciendo lo que plantearon realizar de forma ordenada  y sobretodo estratégica.
El bien o servicio es para sus clientes, no para usted; en muchas ocasiones nos imaginamos los proyectos como si nosotros fuésemos los únicos consumidores; siendo así, lo lógico es que usted se interese por entender que necesidades están en el mercado y en función a ello, ejecute su proyecto. Ciertamente, lo ideal es hacer las respectivas investigaciones de mercado, ejecutando las técnicas apropiadas de recolección de datos a fin de medir intereses y tendencias. Lamentablemente no todo el tiempo se cuenta con recursos para hacerlo; en función a ello, entienda que su trabajo de observación e investigación personal debe ser arduo, no superficial. Conversé mucho y escuche atentamente a todos.
Piense que siempre se debe agregar valor a lo que hace; es absurdo comenzar un proyecto con un producto o servicio mediocre, nadie le comprará su idea y será un total fracaso. Entienda que debemos hacer el esfuerzo por desarrollar cosas fantásticas, para que de esa forma los clientes quieran estar al lado de nosotros por muchos años. Si lo adopta como una política firme dentro de su organización, la innovación será la pieza clave.
Comprenda, entienda y ajústese a la normativa legal de su país y por sobre todo, al contexto. Los Las decisiones gubernamentales tienen un impacto sensible en los negocios; sin embargo, en la historia de la humanidad todos los empresarios han pasado por situaciones complejas y han sabido sortear los escollos propios de cada nación. La clave es poder colocar agendas claras a lo interno y externo y entender su rol. No se deje agobiar por las distorsiones y trate de crear estrategias tendientes a mitigar los riesgos inherentes a su emprendimiento; con esta visión, se ahorrará muchas frustraciones y podrá crecer incluso a contra viento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario