Emprendimiento/Gerencia/Impuestos/Finanzas/Tecnología/Social/Educación

Opinión



viernes, 26 de enero de 2018

Cuatro aspectos a cuidar en su negocio

De los proyectos empresariales se debe cuidar cada detalle para poder lograr la tan ansiada
sustentabilidad, lo que en sí mismo conlleva a ser económica, social y ecológicamente activos y con resultados positivos y tangibles en pro de accionistas, trabajadores, entidades gubernamentales y todas sus áreas de afectación. No obstante a lo anterior, hay ciertos aspectos que deben ser cuidados con mayor detalle, dado que ellos serán las bases que cimentarán el tan ansiado crecimiento y desarrollo ante cualquier contexto.
Lo primero es su producto y/o servicio, el cual debe ser especial y relevante para el público al que va dirigido; debe cuidar cada detalle satisfaciendo la necesidad que tenga el mercado, demostrando que su razón de ser está más que justificada. Si el producto y/o servicio falla, su primer trabajo será el de diseñar, probar y ejecutar lo que sus clientes están esperando, apoyándose en los esquemas y estrategias que la actualidad coloca sobre la mesa, en favor de empresarios comprometidos.
Por otro lado, el talento humano es uno de los puntos clave en cualquier organización. Las personas dan la cara a otras personas; en función a ello, organizacionalmente siempre se cometerán errores, dado que entre seres humanos lo que sobran son escollos que deben ser resueltos de forma satisfactoria para todas las partes. Mirar al talento humano es un trabajo de todos los días, la clave será que usted identifique, desarrolla y mantenga a los que compartan su visión y misión como empresa; ellos serán los que en el futuro darán longevidad y profundidad a su proyecto.
Los procesos deben ser formales, coherentes y precisos; trabajar de forma sistémica permite poder ser agiles, mientras que en simultaneo se disminuyen significativamente los costos. En los negocios, es sumamente importante que cada quien conozca el rol que le corresponde, las tareas que debe ejecutar y la predicción del resultado final que se espera del talento humano o de algún proceso mecánico. De lo contrario, la anarquía será la que imponga la agenda. Puede que la informalidad funcione en negocios muy pequeños; no obstante, esto propone una fecha cierta de caducidad para cualquier negocio que piense trascender.

Por último, pero no menos importante, la responsabilidad social debe estar en la agenda de toda entidad, más allá de que esto pueda ser considerado en algunos países como una obligación gubernamental e incluso como parte de indicadores mundiales relacionados con el tema. El poder involucrarse a otros niveles con las áreas de afectación y con los familiares de los empleados generará una imagen armónica y marcará un propósito empresarial no circunscrito solo al dinero. Verá como accionistas y empleados se sentirán mucho mejor al ser activos en sus entornos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario