Emprendimiento/Gerencia/Impuestos/Finanzas/Tecnología/Social/Educación

Opinión



viernes, 20 de abril de 2018

Nueve elementos a considerar para crear una marca personal


En 1999, Tom Peters dio los primeros pasos en el camino de proponer el término “marca personal”
como un elemento que debía ser considerado fundamental, en pro de propiciar el ansiado crecimiento de generaciones interesadas en ser mediáticas (aun cuando eso necesariamente no sea ser útiles) y con ello maximizar beneficios en primera instancia personales.
Con ello nace un deseo interesante por ser influenciador, coach, entrenador, entretenedor de masas o sencillamente profesional de “alto rendimiento”, si ese término pudiese aplicarse de forma objetiva.
Con el correr del tiempo, Dan Schawbel incluye tendencias 2.0 como otro ingrediente; con ello se propicia un medio para poner sobre la mesa todas esas habilidades “blandas” que desean ser ofrecidas en favor de otros y evidentemente en beneficio de quien crea su marca, a partir del tan complejo elemento diferenciador.
Mucho se ha escrito sobre el tema; no obstante, pareciese que existen al menos nueve elementos que deben ser considerados, para así alcanzar el tan ansiado objetivo.
Sea auténtico; lo peor que puede hacer, es convertirse en la copia de alguien más. Tener un acento parecido a alguien, utilizar palabras que ya son signo de identidad de otros o sencillamente utilizar algún elemento con el que muchos ya se identifiquen rápidamente, hará que la gente sienta inmediato rechazo por su labor. Encuentre su propio camino y estoy seguro que la gente alrededor lo notará.
Cultive la confianza en sí mismo. Indudablemente, esto se va logrando con el tiempo; sin embargo, si usted no cree su propio mensaje, nadie lo hará. Lo primero que debe hacer es mirarse al espejo y convencerse.
Siéntese y diseñe un plan. No basta con tener algo de carisma, es fundamental que esté preparado o al menos muy bien asesorado. La primera vez puede que tenga un golpe de suerte, pero luego las estadísticas puedes ir en su contra, su público notará que algo falta.
Aplique elementos que lo diferencie de otros. Si va a hacer algo, luche por agregar valor en favor de su audiencia; no siga tendencias que solo lo dejaran en una posición desventajosa.
Tenga en cuenta de que hay parte de la audiencia que es visual, otra que es auditiva y la de al lado que es kinestésica; dele material a todos los gustos.
Aprenda y desarrolle sus conocimientos. La información es ilimitada, por lo que su deseo de preparación debe ir en esa misma línea. Si no se prepara, pronto será reemplazable.
Tenga un esquema que tienda a crear elementos con longevidad. Las modas pasan, la calidad siempre se reconoce.
Haga sentir a su audiencia, ese sentimiento de que el estar con usted es positivo y provechoso. Cuide lo que hace, lo que come y lo que respira. Cada cosa es parte del todo.
Tenga un propósito; no se levante en la mañana y piense ser una estrella de los medios. Entienda que todos tenemos derecho a ser felices y a hacer el bien para otros. No basta con ser atractivo o atractiva, ni con hablar o escribir bonito. Debe haber mucho más; algunos lo llaman substancia sobre forma.

No hay comentarios:

Publicar un comentario