Emprendimiento/Gerencia/Impuestos/Finanzas/Tecnología/Social/Educación

Opinión



domingo, 19 de junio de 2016

Actualidad financiera y fiscal en El Diario de Guayana N° 257

Crecimiento económico

Aguas arriba


De acuerdo al World Economic Forum, el top ten de países de sur y centro América que se estima tendrán mayor crecimiento durante el año 2016 son: Colombia (2,5%), Paraguay (2,9%), Honduras (3,5%), Perú (3,7%), Bolivia (3,8%), Guatemala (4%), Costa Rica (4,2%), Nicaragua (4,5%) República Dominicana (5,4%) y el líder de la lista, Panamá (6,1%). Muchas de las naciones que aparecen aquí llaman poderosamente la atención; no obstante, por otro lado también demuestran los esfuerzos puertas adentro que han hecho para mejorar las condiciones para el emprendimiento, partiendo del hecho de que el crecimiento de un país está íntimamente relacionado con las facilidades que puedan ser proporcionadas a nuevos proyectos productivos y beneficios claros para los negocios en marcha.

Venezuela tiene una historia fantástica, y lo demuestra el hecho que de acuerdo al Anuario Estadístico de la ONU del año 1964, la producción Venezolana y PIB per cápita se elevó 60% más que el de Estados Unidos y Gran Bretaña hasta el año 1957. Esto sin duda alguna es un tema de mucha relevancia, considerando que mundialmente nos encontrábamos en el tope de las economías del mundo. Para esos mismos años, específicamente durante 1956, la moneda venezolana llegó a ser la de mayor valor en todo el mundo, superando al dólar de los Estados Unidos de América. Así mismo, en ese momento Venezuela también era el primer productor mundial de petróleo y estaba entre los primeros cinco productores mundiales de hierro, lo que sin duda alguna debió ser motivo de orgullo para la generación que logró esos resultados.  Para que no quede duda de lo contrastante, la Organización Panamericana de la Salud determinó que contaba con el mejor sistema de salud en el continente americano. Viendo esto, nos podemos dar cuenta que Venezuela fue ejemplo a nivel mundial, pero que desafortunadamente perdió la brújula como nación.

Aguas en el medio

En la actualidad, no aparecemos con indicadores que nos den la percepción de que mejoraremos en el corto plazo, sino por el contrario, observamos un recrudecimiento de la situación económica, producto de una gestión ineficiente de los recursos con lo que contamos y una seria desestimación de la profesionalización y meritocracia, donde de una u otra forma, se ha empujado al colectivo a querer hacer actividades de sobrevivencia y no de productividad.

Para ahondar más en la explicación, es conveniente interpretar los datos que proporciona el Instituto Nacional de Estadísticas (INE),  el cual concluye que la población económicamente activa en marzo de 2016 fue de 14.128.587, de la cual  7.563.771 se encuentran en el sector formal y 5.563.873 en el sector informal. Por otro lado 1.000.943 se encuentran desempleados. Siendo así, aproximadamente 6.564.816 personas se están entre el sector informal de la economía y el desempleo. Estos números son completamente escandalosos,  considerando que solo el sector formal de la economía puede brindar crecimiento sostenible en el tiempo, por todo el efecto recaudatorio que propicia y por la producción misma de bienes y servicios en favor del mercado local y de la balanza de pagos, en caso de poder intervenir en los indicadores de exportación.

Aguas abajo

Para lograr revertir semejantes números y volver a ser la economía pujante que fuimos hace mucho tiempo, se necesita ejecutar una agenda seria y técnica que permita identificar prioridades y darle empuje al emprendimiento formal y con ello el fortalecimiento de la economía más golpeada de la región, la cual vive actualmente uno momento muy oscuro económicamente y que necesita aportes individuales y colectivos para poder salir adelante.


En función a esto, se hace imprescindible mencionar a Gandhi: “Si pudiéramos cambiarnos a nosotros mismos, las tendencias en el mundo también podrían cambiar. Tal y como un hombre es capaz de transformar su propia naturaleza, también cambia la actitud del mundo hacía él. No necesitamos esperar a ver lo que hacen los demás” Hasta la próxima entrega @wlagc http://actualidadfinancierayfiscal.blogspot.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario