Emprendimiento/Gerencia/Impuestos/Finanzas/Tecnología/Social/Educación

Opinión



domingo, 27 de octubre de 2013

Actualidad financiera y fiscal en El Diario de Guayana N° 119

De lo legal y lo obvio

Aguas arriba

Hay temas en la ley de impuesto sobre la renta que nos permitimos obviar aún cuando puedan ser parte de actividades rutinarias, tendientes a generar obligaciones adicionales que de forma advertida o inadvertida terminan convirtiéndose en incumplimientos con sanciones pecuniaras que van directo a la disminución patrimonial de las entidades que hacen vida en el país. Son operaciones que pueden ir desde el hecho de aperturar una cuenta bancaria en el exterior, adquirir o vender productos a compañías domiciliadas en ciertos y determinados países o mantener un flujo de efectivo en una o ambas direcciones con accionistas.

Comienzo por el ultimo. El simple hecho de mover recursos en favor de los accionistas, administradores, gerentes y demás cargos de control y dirección dentro de una empresa, pueden generar importantes efectos en la forma como determinamos el impuesto sobre la renta, sin contar sus implicaciones en materia de impuesto a los dividendos, que a su vez pudiesen llevarnos a la generación de cargas adicionales no previstas ni analizadas.

Los efectos en materia de reajuste por inflación podrían generar aumentos en la renta neta gravable que pudiesen pasar desapercibidos, pero que en el fondo generan una variación en el quantum. Eso se traduce en mas impuesto.

Aguas en el medio

El simple hecho de aperturar cuentas en el exterior con fines total y completamente lícitos, pueden llevarnos a otras consecuencias en materia de jurisdicciones de baja imposición fiscal, que pudiesen originar la necesidad de presentar declaraciones informativas y estudios en materia de precios de transferencia que demuestren que dichas operaciones no afectaron la forma como generamos nuestra renta -pérdida- a una fecha determinada.

Puede que la operación sea -como de hecho debe ser- muy transparente. Puede que la misma no genere variaciones patrimoniales, pero definitivamente si generará otras consecuencias.

El problema en si no es la generación de una obligación tributaria. Mucho menos, el problema está en el cumplimiento de deberes formales adicionales. El verdadero meollo del asunto es el nacimiento de situaciones que no han sido previstas por accionistas y gerentes, y que conllevan al incumplimiento sistemático de obligaciones mandatorias previstas en nuestro ordenamiento jurídico y que deben ser acatadas por todos los que deseamos vivir de forma armónica bajo reglas de juego básicas y en algunos casos elementales.

Aguas abajo

Para qué nazca una norma, primero ocurrió un hecho anti jurídico, por lo que todo deber formal tienen un antecedente mundial o doméstico que genera la necesidad de regular actos de índole económica y/o procedimental, por lo que de todo esto lo que queda es analizar los posibles efectos de una decisión y tomar la acción menos onerosa y más segura.

Lamentablemente, toda sociedad se llena de desaciertos que conllevan a la regulación desmedida por parte de las autoridades de cada jurisdicción, lo que a simple vista se ve como el cercenamiento de ciertas libertades, pero que en el fondo esta sustentado en el deseo infinito de los particulares de buscar escapatoria a cada obligación de cualquier carácter.

Pasos más, pasos menos, se convierte todo el sistema en un gran cercado eléctrico, donde algunos aun consiguen la forma de excavar en busca de vías ilegales y expeditas, que tienden a incrementar innecesariamente los riesgos a los cuales se enfrenta un emprendimiento promedio. El tomar atajos y decisiones poco analizadas, generará siempre problemas en la entrada o en la salida.

Lograr visualizar las consecuencias de las decisiones es el reto, por lo que debe armarse de conocimiento para llevar la asertividad a otro nivel. Hasta una próxima entrega @wlagc http://actualidadfinancierayfiscal.blogspot.com/
Foto: Barcelona-España

domingo, 20 de octubre de 2013

Entrenamientos 4to. Trimestre IPG


Actualidad financiera y fiscal en El Diario de Guayana N° 118

Transferencia de datos

Aguas arriba

La tecnología ha avanzado a una velocidad vertiginosa. Aun recuerdo con incredulidad, los tiempos en los cuales debía cargar en la cartera una tarjeta telefónica para casos de emergencia, lo que ya era para entonces un gran logro de los nuevos tiempos por venir. Escapar del mundo por un rato, era lo mas común entonces. Ahora pareciera que todo esta en un álbum a puertas abiertas, listo para ser revisado, etiquetado y comentado.

En nuestro pasado reciente, el uso de la telefonía móvil era solo una imagen futurista en la televisión, reservada de forma muy limitada para personas extremadamente adineradas, que podían costear un servicio extremadamente deficiente, producto de su inicio en el mercado.

Luego fue una sorpresa su masificación, en la cual el servicio seguía siendo limitado, pero al alcance de un publico mayor, deseoso de comunicarse en cualquier momento y lugar, normalmente para trivialidades y obviamente con una oferta limitada de beneficios. Por supuesto, nada que ver con lo que hoy vemos.

Ahora, un niñ@ de cinco años piensa en hacer realidad la posibilidad de tener un teléfono, usando como intermediario al barbudo de rojo que nos visita a final de año, lo que se traduce en el hecho de que ya venimos orientados a ser parte de la era 2.0.

Aguas en el medio

El tiempo pasa frente a nuestros ojos y como parte del deseo innegable del hombre de hacer real lo que hace muchos años fue simplemente la inspiración de Julio Verne y de escritores de films en el norte del continente, llega a nuestras manos los smartphones. El momento en el cual nos convertimos en adictos a la información es difícil de precisar. Lo cierto es que llegó a una velocidad tal, que ahora es prácticamente imposible no acudir al teléfono y darle una mirada al mundo desde una pequeña -o grande- pantalla táctil.

Recientemente leí unas estadísticas sobre del sector y me sorprendió mucho el hecho de que el futuro será aun mas espectacular y que la masificación será tal, que prácticamente toda la población del mundo -sin importar estatus económico- tendrá acceso de una u otra forma a la tecnología y beneficios del smartphone. Siendo así, nos convertiremos en una ilimitada red ambulante de comunicaciones, con lo cual la información será imposible de ocultar o diferir.

Siendo así, pareciese que nuestras vidas no pasaran desapercibidas, dado que cada acción será registrada de forma advertida o inadvertida, a través de imagines, palabras y sonidos.

Aguas abajo

Claro, esto también tiene sus bemoles. El masificar el poder de la opinión hace que nos encontremos con muchos datos incorrectos o presentados deliberadamente con falsedad, con el fin de cambiar la opinión de las masas, lo que sensiblemente requiere y requerirá de filtros de parte de los usuarios.

Desde un pequeño infante, hasta el adulto contemporáneo con mayor edad, se encuentran inmersos en esta autopista donde pareciese que no existe exceso de velocidad. Lidiar con tantos datos es un evento en el cual nuestra generación ha evolucionado muy bien, pero que la generación de nuestros hijos ya lleva dentro de sus genes, siendo así, lo que ellos lograran, puede que escape de nuestra lógica. Estaremos atentos. Hasta una próxima entrega. @wlagc http://actualidadfinancierayfiscal.blogspot.com/

Foto personal: Barcelona-España

domingo, 13 de octubre de 2013

Actualidad financiera y fiscal en El Diario de Guayana N° 117


Smart Cities

Aguas arriba

Ha sido un problema de muchas generaciones el poder albergar en las grandes ciudades a coterráneos provenientes de las regiones que tienen como sueño primario -poder buscar nuevas formas de subsistir lejos del sector agroindustrial-. Es una lástima que esto ocurra, pero es sencillamente el impulso originado por el caos que genera la ignorancia de gobernantes y gobernados.

Este asunto genera -entre muchos otros- dos problemas fundamentales. El primero de ellos es la desatención a la agricultura y ganadería, lo que es causante en parte de la crisis alimentaria que se vive en el mundo y que repercute significativamente en las nuevas generaciones.

Al disminuir la mano de obra, disminuye la producción y con ello ponemos en jaque a toda la población sin discriminación alguna. El otro problema fundamental radica en que las ciudades no están del todo preparadas para recibir dicho éxodo. No es solo gente demandando empleo. Son niños demandando educación, enfermos demandando atención y familias demandando condiciones humanas para vivir mejor, a la vida que llevan en la provincia.

Esto obviamente no es para nada cierto, dado que normalmente van de algo medianamente bueno, a algo total y completamente impredecible y muchas veces peligroso.

Aguas en el medio

Si me preguntan, sinceramente están mejor en la provincia. Yo soy uno de los que huyó de la ciudad capital en busca de calidad de vida, y de esa decisión no me he arrepentido a la fecha. Hacer que la gente de la provincia rompa con ese paradigma es un reto para estados y empresarios. En muchas ocasiones, unos y otros no ayudan en nada en cambiar una percepción que pareciese contraria  a la naturaleza humana.

Ahora bien, me desvié un poco del tema, dado que realmente quería hablar del evento Smart Cities, que se llevará a cabo pronto en una bella ciudad europea, en la cual se reúnen personas que tienen algo en común. Todos buscan crear ciudades que puedan hacer la vida más amigable para los lugareños y para los que creen que un futuro próspero está lleno de polución y caos.

Hay números impresionantes. Para el 2050 el 75% de la población mundial vivirá en ciudades. Siendo así, el 2% de la superficie del planeta estará sobrepoblado hasta límites impensables hoy en día. Países como EEUU, China, India, Japón, algunos europeos y de nuestro lado Brasil, tendrán un reto que deberán resolver desde hoy para poder garantizar condiciones al mediano largo plazo y no dejar morir la entrañable y necesaria misión del agro y la ganadería.

Aguas abajo

Delegados de 21 países harán lo imposible por crear una agenda a ser seguida por todos los países, con el primordial objetivo de crear Smart Cities con condiciones humanas. Parece obvio para el que no se ha tomado la molestia de mirar los cordones de miseria que se encuentran construidos como grandes murallas alrededor de nuestras metrópolis.

Me preocupa en lo particular que el esfuerzo sea para albergarlos, cuando hay otras cosas tan importantes como esa. Para mí el esfuerzo debe ser en darles condiciones para que puedan hacer vida en sus ciudades natales, llevándoles actividades productivas, rentables y con contenido social para las personas que se encuentran en dichas zonas. No es soñar, es solo colocar reglas claras para inversionistas y para la mano de obra, creando parques industriales que eliminen de nuestro cerebro el sueño americano de la gran ciudad.

Si los países del mundo ayudaran a los sectores más aislados con financiamiento, recursos, beneficios y por sobre todo contraloría, los resultados pudiesen ser palpables en un tiempo más o menos razonable. Hasta una próxima entrega Http://actualidadfinancierayfiscal.blogspot.com/ @wlagc


Foto personal: Barcelona-España

domingo, 6 de octubre de 2013

Actualidad financiera y fiscal en El Diario de Guayana N° 116

Alianzas

Aguas arriba

En los tiempos en que vivimos, si queremos llegar lejos debemos necesariamente ir acompañados de entes o personas con buena reputación que nos ayuden -y a los que nosotros ayudemos- a crecer para conseguir nuevos negocios.

El pretender hacer todo nosotros solos -creando una dependencia prácticamente de Dios- puede que haga que el proyecto crezca rápidamente en corto tiempo, pero que tienda a perder fuerza a medida de que el liderazgo se vaya desgastando progresivamente por razones lógicas y normales. Todos nos cansamos, todos tenemos un mal día, todos tenemos asuntos personales y todos –por momentos- queremos hacer un corto stop para poder organizar ideas, reacoplar y continuar con el emprendimiento que hayamos propuesto como meta.

El llevar a cabo alianzas y membresías, así como el unirse a gremios y demás entes, reforzará el asfalto por donde usted desea transitar. Solo debe leer con cuidado el ambiente en el cual se desenvuelve, a fin de identificar los aliados naturales de su entorno y hacer los acercamientos que se requieran.

Yo siempre he sido defensor a ultranza de gremios y agrupaciones. El problema está cuando los intereses se desvían y pierden su esencia natural. De resto, creo que son una excelente oportunidad para intercambiar opiniones, perspectivas, formas de trabajo y por sobre todo, la generación de nuevos negocios rentables para todos los involucrados. El pensar otra cosa, es sencillamente querer mirar hacia el lado contrario.

Aguas en el medio

Lograrlo no es fácil. Esto requiere renunciar un poco a ciertas independencias –usted verá hasta donde puede aceptar- para poder llegar a acuerdos macros que tiendan a crear condiciones cada vez más horizontales. También requiere de mucha paciencia, dado que los ritmos de trabajo de cada alianza son diferentes.

Algunas veces todo se moverá como la seda, mientras que en otras ocasiones deberá impulsar para que las cosas pasen. Al fin y al cabo, todo pasa porque alguien toma la batuta e impulsa lo que otros por desdén, apatía o simple ignorancia no quieren.

Emprender un viaje a lo desconocido, esperando a que un gran esfuerzo se convierta en resultados de alto impacto y con trascendencia no es pan comido. Debe haber mucha dedicación y aguante, pero el resultado tarde o temprano llegará.

En el caso que nos ocupa, la alianza natural es con colegios, cámaras y representaciones internacionales. En las dos primeras, nuestro aporte será prácticamente intelectual, consiguiendo transferir conocimientos que tenderán a incrementar la reputación de los involucrados. Si esto se lleva a cabo con honestidad de parte y parte, el resultado será que ambos ganaran aliados serios por largo tiempo, teniendo un esfuerzo no muy grande y una ganancia infinita en lo profesional y posiblemente en lo económico. La búsqueda de curules burocráticos puede que sea el principal enemigo de este tipo de relaciones, que con un poco de claridad pudiesen solventarse sin problemas.

Aguas abajo

En el caso de las representaciones internacionales el asunto es mucho más complejo. Es prácticamente un matrimonio con alguien con más experiencia y musculatura. Siendo así, la relación puede ser tormentosa o una luna de miel. Aunque esta relación pudiese romperse en cualquier momento, la idea es que la misma sea hasta que las separe.

La ganancia puede ser infinita para el que recibe la representación –en el caso de que el matrimonio no sea abusivo- dado que podrá transferir la reputación de una organización mundial, para con el resto de la colectividad, mostrando una identidad corporativa más robusta, dado que cada trabajo y cada opinión estará directamente o indirectamente por un grupo de hombres y mujeres que dedican su vida entera en pro de mantener profundas raíces en pro de mantener una práctica segura.

No es fácil transitar estos caminos, pero seguramente algo de paciencia y trabajo harán que todo salga bien. Por lo pronto debe mantener las puertas abiertas para trabajar junto con otros y así llegar mucho más lejos. Yo espero estar de regreso con mi cuota parte de alianza bajo el brazo. Hasta una próxima entrega http://actualidadfinancierayfiscal.blogspot.com/ @wlagc