Emprendimiento/Gerencia/Impuestos/Finanzas/Tecnología/Social/Educación

Opinión



domingo, 28 de julio de 2013

Actualidad financiera y fiscal en El Diario de Guayana N° 106


Saber o no saber

Aguas arriba

Saber o no saber. Ese es uno de los mayores dilemas desde que el hombre es hombre. La masificación de la información creo un efecto con el cual nos creemos especialistas en todo. Hace que nuestro yo interno se convierta en economista, político, asesor financiero, manager de béisbol y hasta médico curandero, lo que incrementa exponencialmente el riesgo de cometer errores, que en algunos casos son hasta previsibles sin mayor dificultad. El oportunismo se convierte por momentos en el motor que mueve la necesidad de no decir que “no” a nada.

Vemos con estupor como casi nadie es capaz de decir en voz alta sobre la falta de experticia sobre algún tema en particular y por el contrario con sobrado orgullo exclaman el tenebroso "yo resuelvo". A veces el resolver se vuelve relativamente fácil, si sencillamente ubicamos a alguien con la experiencia para asistirnos de manera apropiada, con lo que se consigue mantener estándares altos, con una rentabilidad menor; sin embargo, esto nos mantiene en el radar como personas serias. El problema es cuando decidimos dejar todo al instinto, o peor aún, a la providencia.

Aguas en el medio

Claro, no es que me excluya de la lista de los sabiondos, pero también es cierto que estoy  tratando de sentarme a ver el horizonte con un poco más de criterio para ver que sale de ello y por todo motivo busco reunirme con gente con cualidades para atender asuntos con estándares altos, claro, mi objetivo es llevar esto a un nivel más pertinente que el sencillo hecho de prestar un servicio con efectos particulares.

Desde hace años tenemos opinadores que no saben de nada, economistas que no se tomaron la delicadeza de pasar por un salón de clases, defensores sin derecho, políticos sin oficio y prestadores de servicios que no saben que significa la palabra "prestar" y menos la palabra "servicio". Eso se ha masificado a organismos de relevancia, lo que hace que veamos el panorama más turbio, considerando que muchas de estos entes tienen un protagonismo importante, con el objetivo de defender los derechos de muchos.

Aguas abajo

Cuando el mérito no importa y cuando la reputación no precede al que está en frente, ocurren cosas increíbles donde el tuerto es el rey. El problema es cuando la cantidad de tuertos sobrepasa el sano juicio y a punta de palos amedrenta al que tiene oficio y experiencia.

Total que el mundo trata de voltearse, pero con mucho esfuerzo de seguro que lo mantenemos algo derecho hasta que se normalice el asunto. Hasta una próxima entrega http://actualidadfinancierayfiscal.blogspot.com/ @wlagc

domingo, 21 de julio de 2013

Actualidad financiera y fiscal en El Diario de Guayana N° 105

Anarquía

Aguas arriba


Iba conduciendo mi carro por una carretera nacional -obviamente tratando de hacer caso a los límites de velocidad que toda sociedad occidental impone sin dejarme arrollar- con la radio prendida sabaneando una emisora que se escuchara lo mejor posible. Eventualmente consigo a un par de personas llevando a cabo una conversación bastante casual, que por momentos me hizo pensar que los llevaba al lado contando anécdotas de la semana recién terminada. En eso se incorporaron dentro de la conversación dos palabras bien interesantes, de las cuales solo haré referencia a una.

La palabra en cuestión fue "anarquía", y por un momento mi atención se elevó aún más. Históricamente siempre he usado esa palabra para definir lo que día a día nos toca ver -incluyendo mi exceso de velocidad- y que hace que nuestra vida ciudadana sea complicada, que los números no cuadren, que el rumbo sea incierto y que en general poder llevar algo a cabo sea poco más que abstracto.

Aguas en el medio

Ahondando más en el tema, el invitado manifestó que él era un anárquico, pero no uno de los que les gusta el caos y la destrucción, sino del anárquico político y de inmediato baje la velocidad y subí el volumen para ver hasta dónde iban a llegar con el asunto en cuestión. Acto seguido explicó que en varias sociedades del mundo se dio el fenómeno de las sociedades sin estado, donde la organización del colectivo era tal, que no requería de un Estado protector, administrador y además mandón, para que todo fluyera con total naturalidad y justicia.

Claro, esto suena como un sueño de autoregulación, donde cada quien sabe que no debe, no debe y no debe; aceptarlo y comprometerse a vivir siendo su propio vigilante es algo que suena bastante lejano, si vemos como vivimos hoy en día entre cámaras, rejas y armas.

Aguas abajo

Al llegar a mi destino tuve que ir a la computadora y cerciorarme de lo que había escuchado y pude ver que varias culturas lo intentaron -con resultados pésimos- pero que dieron una demostración grande de madurez que difícilmente alguna nación en el mundo la tendría en la actualidad. Sin embargo, no creo que sea una idea imposible, el hecho de que las sociedades manejen el mercado según sus reglas y que la población en general tenga un deseo genuino de arar en una misma dirección y con un bien común puede ser algo factible en un año aún sin número. Como decía el entrevistado, es poco probable que podamos vivir ese tipo de sistema, pero no me queda la menor duda de que en un futuro lejano, la gente de a pie se canse de públicos y privados burocráticos, charlatanes y corruptos. Hasta la próxima entrega. Http://actualidadfinancierayfiscal.blogspot.com/ @wlagc

domingo, 14 de julio de 2013

Actualidad financiera y fiscal en El Diario de Guayana N° 104

Negocios fuera del borde

Aguas arriba


Una de los mas grandes retos que debe afrontar un emprendedor es el hecho de cruzar las fronteras y seguir siendo exitoso en el proyecto que decidió llevar a cabo. Yo no he tenido la oportunidad de comenzar un negocio fuera del país, por lo que solo quiero hacer un ejercicio mental en función de los comentarios de amigos que han asumido el riesgo de hacer inversiones pequeñas y medianas en otros países, solo con el objetivo de garantizar de una u otra forma la diversificación de sus inversiones, mientras exploran nuevas latitudes buscando algo mejor. La razón originaria de invertir fuera del país debe ir atada a tratar de exportar un concepto que por sus características sea posible su mercadeo fuera del país. El poder diseñar un concepto y que el mismo pueda ser exitoso aquí y en Beijing se me hace increíble. Encontrarse con una venta de churros en el exterior y verlo lleno es algo que me luce increíble y que imagino debe llenar de orgullo al osado que tomó la decisión de, contra todo pronostico, hacerlo afuera de nuestros bordes.

Aguas en el medio

La decisión de invertir afuera bajo esas condiciones, requiere de un trabajo de investigación bien exigente, dado que sin ser residente del otro país, debemos ponernos en la piel del empresario foráneo, del usuario o futuro cliente y de los entes regulatorios. Trabajo para nada sencillo, dado que me cuesta ver a un extranjero tratando de meterse en nuestra cabeza y observar que lo que parece ser, es realmente todo lo contrario y que lo que puede tardar en su cerebro quince minutos, en la practica puede llevarnos todo un día en el mejor de los casos. No quiero ser fatalista, pero el asunto es que cuando comencé con el concepto de este articulo me preocupo en demasía el hecho de que en cualquier país del mundo es hasta agradable hacer un tramite, mientras que de este lado da dolor de cabeza, subida de tensión y demás problemas que deberíamos sufrir a una edad ya un poco mas avanzada. Es de destacar que esto no se circunscribe solo a operaciones con entes gubernamentales sino incluso con privados.

Aguas abajo

Mientras que usted se puede tardar veinte minutos en hacer un tramite en un banco, en muchos países se podría demorar unos viene minutos y porque usted decidió tomarse el café que le ofrecieron a sorbos. Siendo así, a quién no se le pasa por la mente iniciar un emprendimiento del otro lado del mar, buscando quizás un poco menos de rendimiento, pero con mucha mas claridad, celeridad y sin un poco de corrupción. No estaría nada mal que la idea de exportar un proyecto sea por las razones de mis primeros párrafos y no por mi final entrecortado. Espero que pronto solo deba llegar hasta los dos primeros párrafos y la dura realidad no me lleve a mis ultimas reflexiones, dado que exportar un proyecto por lo bueno que es, sería algo inspirador, mientras que hacerlo para buscar algo de oxigeno es todo lo contrario. Hasta una próxima entrega @wlagc http://actualidadfinancierayfiscal.blogspot.com/

domingo, 7 de julio de 2013

Actualidad financiera y fiscal en El Diario de Guayana N°103

Retribución por lo pagado

Aguas arriba

La retribución de lo pagado en tributos es clave para que pueda existir un genuino deseo por parte de los contribuyentes de pagar dichas obligaciones -con algo de aversión aún- de forma recurrente. El pagar un peaje y ver como al mismo tiempo vemos cauchos dañados por inmensos huecos no es reflejo de buena gestión -aun cuando en Venezuela hasta el pago de esto haya sido eliminado-, por lo que hace que inmediatamente pensemos que no se refleja lo pagado con lo recibido.

Si pagamos tributos en notarias, aeropuertos, etc., es para recibir un servicio oportuno y de calidad. Sin colas, con buena atención, con tramites transparentes y claros, y por sobre todo, con mucho respeto.

Aguas en el medio

Cuanto gusto daría pagar cualquier tributo para hacer tramites, o para sencillamente pagar lo debido y que al mismo tiempo sintamos que no nos tomo toda una vida para hacerlo. Se hace impensable hacer un tramite y no sufrir desproporcionalmente  para lograr el objetivo final, por lo que al final se comete el error de recurrir a gestores que se encargan de alimentar un monstruo que imposibilita al de a pie a hacer sus tramites de forma personal y directa, incrementando aun mas los costos asociados a situaciones que pudiesen resolverse sentado desde una computadora o a través de las famosas taquillas únicas que no fueron realmente impulsadas.

Esto hace que sea prácticamente imposible cumplir con todos, para todos los fines, cerrándose puertas para la obtención de solvencias y divisas, lo cual en muchas ocasiones empuja a cometer otros tantos errores mucho mas graves y costosos.

Aguas abajo

Siempre se ha discutido de que el mejor sistema tributario es el que es mas sencillo para todos, donde no haga falta hacer estudios universitarios, postgrados, diplomados y demás acciones académicas  -para al final pagar igual a un gestor para "resolver"- sin necesidad alguna, dado que la vida no puede girar en torno a cumplir con obligaciones y no enfocar toda la artillería en producir riqueza que luego pueda ser repartida en función al esfuerzo.

Falta mucho por tener un sistema de gestión pública que se traduzca en eficiencia y servicios, donde podamos trotar o caminar por calles alumbradas sin tener que esquivar basura, animales muertos y alcantarillas sin tapas y en donde dar un paseo con los niños no este limitado a ir al Mall de moda, o peor aún, dejar todas esas actividades para cuando hagamos algo de turismo en el exterior. Hasta una próxima entrega @wlagc http://actualidadfinancierayfiscal.blogspot.com/