Emprendimiento/Gerencia/Impuestos/Finanzas/Tecnología/Social/Educación

Opinión



jueves, 30 de agosto de 2012

¿Mi Empresa tiene Deterioro? (Colaboración @mmsoler)

En la aplicación de las Normas Internacionales la gerencia debe evaluar cada año como está la situación financiera y operativa en su empresa,  dado que existen muchas normas que frente a ellas el panorama actual pudiera ser muy distinto al año anterior,  eso obviamente genera su impacto a nivel de los estados financieros. Una de las normas más complejas y que requieren de un análisis bien crítico (en algunos casos) es la  norma internacional de contabilidad NIC 36 “Deterioro del Valor de los Activos”.
En una ocasión luego de haber culminado la revisión preliminar o interina, la gerencia nos solicitó una reunión para que compartiéramos los hallazgos, posibles ajustes y asuntos que iban a tener un impacto a nivel de la opinión en caso que no obtuviéramos determinada documentación en la etapa final. En esa reunión estuvieron presentes el gerente general y el gerente de contabilidad y claro está todo el equipo de auditoría.  Al llegar al punto de la mencionada norma, le indicamos que debíamos recibir una representación de la gerencia sobre la evaluación que ellos debían realizar sobre si sus activos habían sufrido algún tipo de deterioro durante el presente ejercicio. Realmente la gerencia no tenía claro que debían realizar incluso los comentarios que recibimos en el momento era que ellos habían realizado una toma física de activos, que habían efectuado mantenimientos recurrentes a sus maquinarias, que sus líneas de producción estaban operando, entre otros comentarios. Pero para ser una empresa que su ambiente de reporte es Normas Internacionales, no tenían el conocimiento pleno.
Como ustedes pueden observar a veces es preocupante la falta de conocimiento de las normas contables que deben aplicarse en una industria de acuerdo al marco contable del país  en que se encuentre y la conclusión es que la alta gerencia ahora más que nunca necesita asesoramiento en determinadas áreas y análisis que son vitales para la continuidad de su negocio. Allí nosotros los contadores públicos, administradores o responsables de llevar las cifras, jugamos un papel fundamental porque en nosotros recae parte de la responsabilidad, si bien es cierto que no tenemos el poder para tomar determinadas decisiones claves, si tenemos la responsabilidad de advertir a la alta gerencia de los asuntos que deben atenderse para que sus cifras no se vean afectadas al momento de realizársele una auditoría y si llegado el punto vienen los reclamos, con seguridad podamos decir: Yo se lo advertí.
Retomando la experiencia que les comentaba, cuando la gerencia nos entregó su análisis el mismo no sobrepasaba la mitad de un papel tamaño carta y sólo hacía mención a los literales de la norma pero no presentaba ninguna evidencia de su conclusión; Incluso para completar el mismo, hubo infinidad de consultas a nosotros para poder completarlo.
La evaluación del deterioro de los activos claramente está enmarcada en la norma y debe obligatoriamente considerar tanto factores externos como internos que la gerencia debe evaluar y monitorear de manera constante y que cualquiera de ellos puede cambiar la situación de la empresa a veces hasta de manera radical hasta incluso su cierre. Se tiene la falsa creencia que si los activos no están oxidados entonces se puede concluir que una empresa está solida, sin embargo, les puedo decir  que ese análisis es mucho más crítico y requiere de un alto juicio y a veces de especialistas dependiendo de la rama de la industria en que nos encontremos.
En una futura entrega si gustan podemos profundizar más sobre el tema, hasta la próxima.
Marcos M. Soler P.
@mmsoler

domingo, 26 de agosto de 2012

Actualidad financiera y fiscal en El Diario de Guayana N° 58

LODAFEF

Aguas arriba

En fecha 24 de agosto de 2011 entró en vigencia la Ley Orgánica de Deporte, Actividad Física y Educación Física, la cual viene a cumplir –teóricamente- un rol importante en el acontecer diario del impulso al deporte y en general al esparcimiento de todos los ciudadanos venezolanos. De acuerdo con la Constitución Nacional de la República Bolivariana, todos tenemos derecho al deporte y a la recreación y el Estado deberá ser el garante de ello.

Para aclarar ciertas dudas que nacieron en la Ley, debimos esperar hasta el 28 de febrero de 2012, para poder ver el Reglamento de la norma y entender cierta terminología empleada, que no nos permitía terminar de redondear la idea desde el punto de vista técnico.

Ahora bien, todo sujeto de derecho que haga vida en el país debe dar el apoyo que se requiera para que esto tenga feliz término, por lo que históricamente hemos visto ejemplos fantásticos, sobre todo en los deportes tradicionales, donde empresas del sector privado han dado su aporte constante y oportuno para impulsar el deporte a todo nivel. Los ejemplos en el beisbol, baloncesto y futbol son digno ejemplo que debe ser reconocido por todos los que conocemos de dicha labor.

Aguas en el medio

La misma Constitución estable que leyes especiales establecerán incentivos y estímulos a las personas, instituciones y comunidades que promuevan el deporte; no obstante a ello, la Ley especial vigente pareciese haber obviado este importante detalle.

Hace muchos años, la Ley de Impuesto sobre la Renta incluyó un beneficio por nuevos empleados, donde las empresas podían acreditar contra el impuesto a pagar, hasta un 10% de los montos pagados por dicho concepto. Sin duda alguna este se ha vuelto para mí un ejemplo extraordinario de lo que debe ser el incentivar a un contribuyente a hacer algo que beneficie al colectivo.

Aguas abajo

En principio, esta norma va dirigida solo a entidades cuya utilidad o ganancia contable anual antes de impuesto sobre la renta (que cumpla con los Principios de Contabilidad Generalmente Aceptados) sea superior a las 20.000 UT, debiendo contribuir con el 1% de la misma, pudiendo ser pagada tanto en efectivo, como en proyectos propios, registrados en el Banco de Proyectos ya previamente aprobados (hasta un 50% del tributo causado).

Esta norma tiene muchas aristas, pero probablemente la más importante es que dicho tributo no podrá ser deducible del impuesto sobre la renta (o como dice la norma, no se reconocerá como desgravamen), por lo que pareciese repetirse un tanto el hecho que vivimos con el tributo que gravaba las transacciones bancarias, cuyos importes debimos verlos como un impacto que tendía a incrementar la renta del contribuyente.

Por lo visto, el apoyo se volvió en una coacción que pareciese no incentivar el apoyo que se hace con el fin de apoyar el deporte, sino con el único objetivo de esquivar una multa más que siga incrementando la presión tributaria que los contribuyentes siguen afrontando. Esperemos -al menos- ver más medallas en Brasil, gracias a esta iniciativa Hasta una próxima entrega @wlagc http://actualidadfinancierayfiscal.blogspot.com/

Foto archivo personal: La Ceiba, Estado Bolívar

jueves, 23 de agosto de 2012

Análisis financieros en empresas (Colaboración @mmsoler)


Durante mi experiencia profesional en el área de auditoría he tenido la oportunidad de toparme con distintos niveles gerenciales en donde debemos estar con los pies bien firmes antes cuestionamientos de la gerencia, en otros casos, simplemente están esperando que seamos nosotros los que soluciones y tomemos todas las decisiones incluso de impacto a nivel de los estados financieros.
Son innumerables las veces que me ha tocado reunirme con profesionales para solicitarles o pedirles el análisis sobre la aplicación de alguna norma y la respuesta común es: ¡Eso tu lo sabes! o ¡para que si sabes que no nos aplica! Y así puedo extender mi exposición en distintas frases.
Son pocas las Compañías que se preocupan por entrenar, capacitar y preparar a su personal en los puestos claves a nivel administrativo y financiero. En el caso de las trasnacionales generalmente cuentan internamente con entrenamientos que soportan y contribuyen a la formación del profesional; sin embargo, en la mayoría de los casos no sucede de esta manera, lo cual conlleva a que administrativa y financieramente tal vez las cifras de un estado financiero no cuente con un análisis apropiado.
Cuando me tocó ser encargado o responsable del equipo de trabajo que realizaban las auditorías, inicialmente, entre otros procedimientos,  debíamos efectuar una revisión preliminar de cómo ha estado financieramente la compañía en el año actual versus el año anterior, realizar evaluación de indicadores financieros, etc. Al sentarme con el administrador, gerente o jefe de contabilidad, y realizarle un par de preguntas, notaba que no tenían el conocimiento pleno de lo que había ocurrido en la Compañía, por otro lado, al solicitarle los informes de gestión mensuales, la respuesta es que no contemplan hacer ese tipo de informes o análisis, lo cual implicaba para mi como auditor mayor esfuerzo en aras de cubrir mis procedimientos.
Como profesionales del área contable debemos preocuparnos siempre por ser integrales, eso conlleva a estudiar y prepararnos de manera constante, nuestra profesión viene evolucionando de manera acelerada y con la entrada en vigencia de las Normas Internacionales de Información Financiera a nivel global cada vez se hará más necesario el estudiar y prepararnos para afrontar estos nuevos cambios y cuando el día de mañana a nosotros como responsables de la administración o gerencia financiera de una empresa y nos interpele la junta directiva y el gerente general sobre los cambios ocurridos en las cifras en los estados financieros que están bajo nuestra responsabilidad, tengamos el nivel y la seguridad suficiente ante cualquier cuestionamiento que deseen realizarnos y le demostremos a esas personas que sus cifras están seguras y bien analizadas en nuestras manos.
Nos vemos en una próxima entrega.
Marcos M. Soler Pérez
@mmsoler

domingo, 19 de agosto de 2012

Actualidad financiera y fiscal en El Diario de Guayana N° 57

Globalización y turismo

Aguas arriba

El mejor ejemplo de la globalización está en el hecho de vestir una camisa de Indonesia, unos zapatos japoneses, unos jeans filipinos y un reloj Made in China.

Es increíble ver el bombardeo de información útil –y otra no tanto- que circula por el ciberespacio gracias a la tecnología y a la prenombrada globalización. El mejor ejercicio para poder comprobar el impacto de esto en los tiempos en que vivimos, está en el hecho de poder interactuar con personas de distintas nacionalidades y condiciones personales, quienes nos invitan a entender que en el fondo todos buscamos más o menos lo mismo -poco importa el lugar donde hayamos nacido-.

Claro está, la necesidad primaria de alguien que vive en África y que apenas tenga para comer no es la misma que las necesidades del afortunado que disfruta de buena –o mala- lid sus vacaciones en los Alpes Suizos; no obstante, en el fondo todas las personas buscan ser reconocidas como tal, tratando siempre de darle un poco más de calidad de vida a su día a día.

Aguas en el medio

En una visita que hice recientemente a un país del Caribe, me di cuenta que efectivamente el tema de los indicadores económicos, tales como: inflación, desempleo, tipo de cambio, etc., marcan de manera determinante el desenvolvimiento de sus habitantes.

El poder reconocer las ventajas competitivas de su país y hacer planes a corto, mediano y largo plazo, garantizan la creación constante y segura de fuentes de empleo que cierren las brechas de la desigualdad y que al mismo tiempo hagan ver el futuro con más optimismo.

El incentivar de manera formal a inversionistas formales y a nuevos emprendedores hará que eventualmente la oferta de trabajos de calidad sea lo suficientemente buena como para garantizar resultados positivos en un futuro que lo percibo muy cercano.

Aguas abajo

En esta visita me di cuenta de que un plan de turismo de alto nivel, en el cual se aprovechen las características naturales, donde se cultive la atención al turista, donde se incentive la libre competencia, donde no existan procedimientos engorrosos para importar y exportar productos, garantizará el fortalecimiento de pequeños países que a la vuelta de la esquina pueden darle a cualquiera una buena lección de gerencia.

El entender nuestras ventajas competitivas, hará que indudablemente tengamos parte de las herramientas que necesitamos para ser exitosos. Revisarse a sí mismo, identificar puntos fuertes y débiles, incentivando los primeros y trabajando los últimos, hará que tengamos el panorama más claro.

Claro, no todo es color de rosas. Vi desigualdad social, vi clases sociales altamente demarcadas y divididas dramáticamente, pero también vi mucho potencial y optimismo para el futuro. Vi una inflación más que aceptable, porcentajes de desempleo en disminución, mucha inversión privada y un plan claro de futuro. Sin duda es lo que todos merecemos. Para ellos… ¡Saludos! @wlagc http://actualidadfinancierayfiscal.blogspot.com/

Foto cortesia de: @mmsoler Punta Cana, República Dominicana

domingo, 12 de agosto de 2012

Actualidad financiera y fiscal en El Diario de Guayana N° 56

Hora de cerrar

Aguas arriba

Cada final, realmente es el comienzo de algo nuevo –no sé si mejor o peor- para lo cual debemos estar preparados –o hacer el intento-. El estar en posición de tener que cerrar un proyecto o negocio y proceder a su liquidación no solo tiene el impacto fiscal y legal de tener que cumplir con todos los deberes previstos en nuestra normativa a fin de cancelar deudas con empleados, proveedores y cualquier otro acreedor, así como el tener que cubrir todos los formalismos de liquidación y presentación de declaración de ejercicio corto ante los distintos entes que así lo demanden.

Probablemente, en frio, las personas y autoridades solo piensen en esto de esta manera –solo el cumplimiento de mucho papeleo-, pero esto realmente va mucho más allá de lo que ellos creen y de lo que uno piensa en el rol de asesor -que no se pone en los zapatos de sus clientes en el momento preciso de tener un fracaso-.

Aguas en el medio

El liquidar un negocio es un momento de duelo. Es un momento de reflexión para pensar en todas las buenas y malas decisiones que se tomaron y actuar en consecuencia. Generalmente es muy duro tener que darse cuenta que fallamos y tratar de complacer a nuestro ego culpando al gobierno, a los proveedores, a los clientes, a nuestros socios y hasta a nuestro perro por el mal que nos han hecho, y vivir por un tiempo indeterminado como el mayor de los incomprendidos.

Muchas personas pudiesen decir que no es necesario lamentarse…yo difiero de ello. Claro que si debemos lamentarnos para evaluar y rectificar de la experiencia vivida y tratar de ser más cauteloso a la hora de iniciar proyectos a corto, mediano o largo plazo. Esto no lo digo para ser infalibles, pero si para estar consciente de que negocios son negocios y deben tratarse como tal.

Aguas abajo

El hecho de que un emprendimiento falle implica papeleo, pérdida de recursos y TIEMPO. El tiempo para mi es vital, es prácticamente como el oxigeno. Un negocio requiere de noches de discusión luego del trabajo, requiere de sábados y domingo de dedicación exclusiva, incluye riesgos hasta personales al tener que movilizar dinero y recursos que puedan ser apetecibles por los amigos de lo ajeno, por lo que no es para nada desdeñable el lamentarse y revisar en que fallamos.

Yo me tomaré el atrevimiento de invitarlos –y me disculpan- a repasar en silencio cada detalle, cada conversación y cada decisión a fin de no volver a cometer los mismos desaciertos y tener claro que este es solo el primer round y aún cuando vamos uno abajo, pronto el asunto cambiará.

Quizás es hora de sentarse con el abogado para discutir los honorarios para el proceso de liquidación y para serles honesto, puede que el duelo no los deje pensar de cómo deben negociar. Para el próximo emprendimiento harán una mejor estrategia, por lo pronto no importa seguir siendo consistente con los errores de esta vuelta. Hasta una próxima entrega. @wlagc http://actualidadfinancierayfiscal.blogspot.com/

domingo, 5 de agosto de 2012

Actualidad financiera y fiscal en El Diario de Guayana N° 55

Modelos de negocio, valoración y recuperación

Aguas arriba

Hacer mapas mentales de posibles negocios y simular sus características y posibles rendimientos futuros, es todo un reto técnico.

Un emprendedor debe ser muy observador. Debe precisar mentalmente el manejo del posible negocio. Debe ver a la competencia e identificar los puntos de mejora. La investigación obligatoriamente debe ir dirigida a innovar o a copiar y mejorar algo ya hecho, pero ¿cómo sabemos el valor del negocio y la fecha en la cual retornará la inversión?

Pensar en algo, mejorarlo y simular un final exitoso desde todo punto de vista, es algo bastante cuesta arriba si se pretende hacer de manera empírica.

Aguas en el medio

Hace poco me topé con alguien con quien conversé por un rato la labor de elaborar simulaciones de modelos de negocios, tema interesante en demasía. Me pareció que es todo un mundo -bastante abstracto por momentos-, pero que por medio de esos especialistas se logra asentar con bases y premisas muy convincentes, la forma de valorar negocios objetivamente.

Claro, tampoco uno puede vendarse los ojos y dar por sentado la precisión de la valoración de esos modelos de negocio, pero gracias a los mecanismos y formulas que aplican, logran dar cierta confianza al consumidor del servicio.

En países desarrollados y con mucha estabilidad en sus indicadores, la probabilidad de error debe ser baja, dado que los indicadores de inflación, tasa de interés, desempleo, producto interno bruto, entre otros, pudiesen ser muy previsibles, por lo que hace que prácticamente la valoración sea un paquete de aplicación estándar.

En los países de este lado del mundo, el esfuerzo debe ser mayor, dado que es duro prever lo que ocurrirá incluso mañana.

Aguas abajo

Poder pensar en un proyecto, luego cuantitativamente determinar que sea autosustentable en el tiempo y finalmente predecir como ese modelo de negocio va a ir creciendo y mutando en el tiempo en algo más grande y robusto, es todo un reto que no se si bajo un esquema económico con altas y bajas sea factible de ejecutar. Sin levantar siquiera el lápiz pudiera pensar que no.

En ese momento me pregunto: ¿Cómo gran parte de la colonia europea que tuvo que dejar su patria y llegar a Suramérica sin un centavo, lograron comenzar negocios de cero y terminaron siendo extremadamente exitosos?

Ante esa pregunta, necesariamente tengo que volver a la raíz y decirme a mí mismo que puede haber un plan perfecto, un diseño del  modelo de negocio digno de reconocimiento y una cuantificación que demuestre teóricamente la fecha en la cual retornará la inversión con minutos y segundos, pero si el negocio no tiene corazón y los accionistas no ponen el cien por ciento en el emprendimiento, difícilmente podrá tener esta historia un final feliz. Está demostrado que en esta parte del mundo somos reyes en cantidad de emprendimientos, pero también punteamos las estadísticas en cuanto a liquidación de los mismos. Lo invito a que no forme parte de esas estadísticas y trabaje. La recompensa será inmensa. Hasta una próxima entrega @wlagc http://actualidadfinancierayfiscal.blogspot.com/