Emprendimiento/Gerencia/Impuestos/Finanzas/Tecnología/Social/Educación

Opinión



sábado, 31 de agosto de 2013

Reexpresión de los Estados Financieros y Ajuste por Inflación Fiscal

García Gómez Soler & Asociados, los invita a nuestro taller en materia de Reexpresión
de Estados Financieros y Ajuste por Inflación Fiscal, a llevarse a cabo los días 19 y 20 de septiembre de 2013, en el Salón de Entrenamiento de García Gómez Soler & Asociados en el C. C. Cristal Oficina 309, AltaVista, Puerto Ordaz.

Para inscripciones y mayor información, favor contactar por el correo ggsasociados@gmail.com y por los teléfonos 04123302158 y 04164407182

Duración de 16 horas académicas.

¡Los esperamos!

domingo, 25 de agosto de 2013

Actualidad financiera y fiscal en El Diario de Guayana N° 110

Cultura

Aguas arriba

Marcus Garvey -cuidando los problemas de traducción- dijo que las personas que no tienen conocimiento de su pasado, orígenes y cultura, son como un árbol sin hojas. Pensamientos como este los podemos conseguir en cantidades industriales en distintas épocas y con variopintos pensadores, demostrando así, que desde la prehistoria el hombre siempre ha estado en la búsqueda de inventar e instaurar precedentes que terminen convirtiéndose en parte de su acervo y patrimonio. De forma advertida o inadvertida, se vuelven parte de la herencia que generaciones futuras estudiarán, analizarán y enriquecerán.

De este lado siempre hemos dicho que tenemos una completa amnesia colectiva que nos hace olvidar sobre acontecimientos pasados que se repiten una y otra vez, la cual se fundamenta con el pensamiento del señor Garvey. El olvidar tan fácilmente puede ser muy bueno para muchas cosas, pero en otras tantas, tener mala memoria garantizar que vuelvan a ocurrir una y otra vez.

Esto trae como consecuencia que aun cuando conocemos el desenlace probable, tratamos de apostar que haciendo las mismas cosas, lograremos resultados diferentes. Puede que por obra de la fortuna divina los resultados mejoren, pero en la mayoría de los casos la bofetada vuelve con más fuerza que en el pasado.

Aguas en el medio

La cultura de un país es de suma importancia; sin embargo, deténgase por un momento y trate de definir algo tan "obvio" como ese término. Pareciese que es algo sencillo, pero cuando tratamos de darle un sentido teórico nos conseguimos que la cultura es nada más y nada menos que "todo" y mucho más que eso.

La cultura va desde el hecho de poder apreciar la belleza de una obra de arte, pasando por la destreza de apreciar una pieza de música clásica y terminando por el hecho de tener una idea remota de lo que algún día el señor Carreño nos dejó en su manual.

Siendo así, pareciese que cada comportamiento humano está marcado por esta palabra, por lo que su valor es como lo diríamos en inglés de forma absolutamente elocuente, "priceless".


Por lo visto, la cultura no puede ser contado de forma objetiva y sencillamente el hacer un ejercicio para cuantificarla se volvería una suerte de necedad, así como pretender ver cuál es más rica que otra, sería una forma muy soez de quitar o poner merito a una u otra región.

Aguas abajo

El impulso de la cultura es algo que debe ser marcado e inculcado en las familias, escuelas, liceos, universidades y hasta frente al panadero de la esquina. No hacerlo, trae como consecuencia a una sociedad descerebrada que no sabe de donde viene ni a donde va. Esto hace que irremediablemente vean en cualquier paquitín de esquina la solución de problemas mundanos, que con esfuerzo y honestidad pudiesen librarse de forma sistemática.

En líneas generales, el Estado como un todo debe ser ejemplo y moderador de la cultura en un país. No sólo debe ser algo local, ya que la cultura nos enriquece en tanto y en cuanto sea abundante, por lo que la misión es tratar de bridar montones de información para que cada persona tome decisiones de calidad. En vano no afirmamos que un libro y un pasaporte son la  mejor fuente de conocimiento, y por ende de cultura.

Que un ente sea el encargado de llevar a cabo políticas de cultura es razonable, pero que ese ente se convierta en un sujeto activo de una obligación, arrastrando principios tributarios ya golpeados en cuanto a la masificación de tributos y sujetos pasivos, es excesivo. La presión tributaria sigue creciendo, los sujetos activos siguen en aumento, los procesos burocráticos siguen agobiando, las alcabalas de solvencias siguen arropando a empresas de todos los tamaños para la tramitación de operaciones neurálgicas y el emprendimiento sigue estando amenazado en economías que requieren de urgente simplificación de procesos.

Por lo pronto dejamos en la mesa que las empresas con utilidades mayores a 20.000 UT, deberán pagar de sus ganancias netas el 1%, con el fin de financiar lo indefinible. Quizás con un poco de cultura, nos preocuparíamos un poco más en definirla. Hasta una próxima entrega @wlagc http://actualidadfinancierayfiscal.blogspot.com/

miércoles, 21 de agosto de 2013

Planificación Fiscal Empresarial Colegio de Contadores Públicos del Estado Anzoátegui

García Gómez Soler & Asociados, los invita a nuestro taller en materia de
Planificación Fiscal Empresarial, a llevarse a cabo los días 5 y 6 de septiembre de 2013, en el Colegio de Contadores Públicos del Estado Anzoátegui.

Para inscripciones y mayor información, favor contactar por el correo ggsasociados@gmail.com y por los teléfonos 04123302158 y 04164407182

Duración de 12 horas académicas.

¡Los esperamos!

domingo, 18 de agosto de 2013

Actualidad financiera y fiscal en El Diario de Guayana N° 109


Precios de transferencia con precios regulados

Aguas arriba

Hacer operaciones con partes relacionadas o proveedores exclusivos del exterior en una economía en la cual se establecen controles en los márgenes de rentabilidad genera asuntos que resolver desde el punto de vista tributario, con una clara incidencia en la determinación del impuesto sobre la renta o su equivalente. Una entidad obligada a aplicar procedimientos en materia de precios de transferencia, con el objetivo de verificar si cumple o no con el principio de operador independiente, se verá en una disyuntiva cuando se percate que empresas con operaciones comparables en el exterior tienen márgenes de rentabilidad superior a los que se generan puertas adentro -por limitaciones en precios de ventas, por excesivos costos laborales y de otra índole o por razones particulares de la jurisdicción en cuestión que hacen lucir el negocio local como poco o nada rentable- al ser medido con la misma vara de empresas del exterior.

El hacer una comparación simple de rentabilidad, pudiese obligarnos a ajustar la declaración de impuesto con la incorporación de efectos de precios de transferencia, que tenderían a aumentar la renta neta fiscal de los contribuyentes de una forma no asociada a su realidad económica, partiendo de un supuesto distinto al de fondo. Pensar que problemas de rentabilidad se generan producto de políticas nocivas en dicha materia, y pretender desconocer que las razones de tal desventura son completamente locales, pudiese generar muchos desequilibrios en entidades que hacen esfuerzos supremos para manejar ciertos niveles de ganancia que permitan reinvertir en nuevas líneas de negocio o sencillamente para retribuir el esfuerzo de los accionistas.

Aguas en el medio

Si ciertos ítems están regulados de una gama completa de productos ofrecidos por una entidad, se pudiese lograr que los niveles de rentabilidad se equilibren entre uno y otros, percatándonos de las distorsiones solo al revisar los estados financieros de forma segmentada; no obstante, muchas entidades aceptarían ese esquema, con el único objetivo de cumplir con la producción y venta de productos de primera necesidad, mientras que al mismo tiempo no pierden cuotas de mercado  logrando afianzar aún más sus productos no incorporados en regulaciones gubernamentales.

Si en dicho esquema no intervienen operaciones con partes relacionadas en el exterior, no habría mayor incidencia, aparte de la disminución perse de la ganancia de la entidad en cuestión. Esto porque no habría necesidad de hacer estudio de precios de transferencia alguno que pretenda ajustar la utilidad o pérdida generada en el ejercicio fiscal sujeto a evaluación, siendo los valores correctamente registrados, totalmente valederos a efectos de la determinación del impuesto a las ganancias que corresponda. Ahora bien, si la entidad con precios regulados realiza operaciones con partes relacionadas en el exterior, es altamente probable que distorsiones originadas en casa sean imputables a operaciones foráneas, produciendo inminentemente que en apariencia el causante de que la rentabilidad local no sea optima sea la ejecución de operaciones con partes relacionadas que afecten ingresos, costos y/o gastos.

Aguas abajo

El caso en el cual las operaciones sean exclusivamente reguladas, pudiese ser aún más fuerte el efecto, dado que probablemente el resultado financiero generaría una pérdida a efectos contables y fiscales, que solo para efectos del impuesto sobre la renta sería una utilidad totalmente gravable, si así lo determinase el cálculo de precios de transferencia y más aún si existiesen efectos del ajuste por inflación con efectos contrarios a la lógica, como las tenencias superiores de pasivos monetarios en comparación a sus activos, generando una ganancia a efectos fiscales.

Esta situación originaría un grave desincentivo de producir o comercializar productos regulados,  representar a compañías extranjeras –caso de proveedores exclusivos-, desincentivo de producción de equipos de clase mundial y lo que es peor aún, desincentivo de inversiones extranjeras. Hasta una próxima entrega @wlagc http://actualidadfinancierayfiscal.blogspot.com/    

domingo, 11 de agosto de 2013

Actualidad financiera y fiscal en El Diario de Guayana N° 108

El liderazgo

Aguas arriba

El liderazgo empresarial es vital para poder llevar a buen término todos los procesos de negocio. Un equipo a la deriva, tiene una alta probabilidad de generar resultados desastrosos o en el mejor –peor-  de los casos, generar un altísimo porcentaje de rotación de personal, que trae como consecuencia el incurrir en costos adicionales para la búsqueda y contratación de nuevos colaboradores. Nadie quiere tener que aprenderse nuevos nombres todos los meses, por el hecho de trabajar en un sitio donde se ve a las personas como simples mecanismos para hacer algo de dinero.

Esta óptica –bastante típica por cierto- desafortunadamente hace que la desmotivación y desgano haga que los profesionales sientan que en ocasiones es mejor ganar menos dinero, pero trabajar con un equipo de trabajo ameno, en un ambiente de respecto y aprendizaje, y olvidarse de grandes marquesinas con colores y luces que revalorizan las hojas de vida, pero que llevan a los profesionales a sentir cientos de frustraciones que hacen que la vida valga nada, porque no quiero decir poco.

El liderazgo y la empatía no se logra con una sonrisa ocasional y un bono de fin de año –ciertas condiciones aplican-, por el contrario, se logran demostrando genuinamente a los profesionales, que su aporte es realmente valorado y que por sobre todo, el líder tiene suficiente criterio como para ponerse en los zapatos de sus colaboradores y entender sus venturas y desventuras.

Aguas en el medio

Esto no es convertirse en un casi psicólogo, es solo poner un poco de “sentido común” –el menos común de todos- y dar respeto para luego ser respetado. El asunto generacional también es importante, por lo que se debe tener en cuenta que todos queremos trabajar, pero también queremos vivir –me incluyo-, por lo que la idea que se vendía en el pasado, con la cual nos hacían creer que era un privilegio trabajar en esta o en aquella empresa, es francamente una broma de los 80´s, que escucharla en estos momentos de globalización, puede generar un paro cardíaco a un chic@ de 21 años en medio de la entrevista.

Es poco probable que podamos prestar un servicio de calidad, en tiempo oportuno, con buenos honorarios, de una forma ética y a la vez rentable, si las personas involucradas en el compromiso duran las 24 horas del día buscando en cualquier bolsa de trabajo electrónica una nueva oportunidad laboral que les dé al menos la misma compensación, pero en un ambiente un poco más gentil.

Esto es un reto para las gerencias, aun cuando creo que la competencia la está ganando el desdén, dado que inicialmente los que deben conseguir la inspiración son los cuasi “lideres”, para luego llevar eso aguas abajo y armar un equipo con deseos de lanzarse por el barranco que sea junto a su líder; de forma contraria no funciona.

Aguas abajo

Es impactante ver como grandes organizaciones, con increíbles oportunidades y con un deseo honesto de crear ambientes agradables de trabajo, chocan con el muro de la indiferencia de los que creen que con un garrote pueden lograr los mismos resultados. Si usted es gerente y tiene personal bajo su cargo y de su autoevaluación se percata que no cuenta con lo suficiente para dar un trato honesto, respetuoso y altamente técnico a sus colaboradores, es mejor que contrate a alguien más que si pueda hacer esa labor.

Hace unos días me topé con una nota de prensa que mencionaba que muchas empresas innovadoras en el exterior están incorporando dentro de su organigrama un gerente de felicidad. Para muchos que conozco pudiese parecerles la idea absolutamente ridícula, pero déjenme decirle que desde mi punto de vista es una idea fantástica. El hecho de que haya alguien dando vueltas por toda la compañía, verificando que el trato sea cálido y que además cada profesional sienta que es valorado como persona y que para terminar, se tiene un plan de carrera serio donde se evalúen las individualidades de cada quien, es algo increíble.

Espero que cuando mi emprendimiento crezca, tenga las mismas ganas que tengo hoy de tener a alguien con ese perfil a mi lado. Seguramente mis socios me llamaran “excéntrico”. Hasta una próxima entrega @wlagc http://actualidadfinancierayfiscal.blogspot.com/

domingo, 4 de agosto de 2013

Actualidad financiera y fiscal en El Diario de Guayana N° 107

Distorsiones

Aguas arriba

Hace unas semanas hacía memoria de tantos aspectos técnicos que en los actuales momentos solo podemos figurarlos en el plano estrictamente teórico, y entre añoranzas y anécdotas vemos como las limitaciones propias de un mercado controlado, no permite que la fluidez de los negocios sea la de antaño, aun cuando sabemos que son figuras lícitas, de común uso y en algunos casos bastante rentables en una gestión de trabajo sana.

Es poco probable que veamos ejecutivos pensando en hacer inversiones estratégicas, a fin de optimizar excedentes de caja en algún momento de febril liquidez, por lo que en estos momentos nos jactamos sugiriendo la compra de bienes inmuebles que como todo buen activo no monetario se revalorizarán a una velocidad sustancialmente mayor a la seguridad que las entidades financieras pudieran darnos, por los mismos recursos en un espacio de tiempo similar. Afortunadamente contamos con un sistema bancario que garantiza los haberes de los cuentahabientes, por lo que no es una decisión riesgosa, aunque si con una pérdida implícita inminente.

Ahora, las formas de ser rentable son por momentos antilógicas y parecidas a una historia confeccionada a mano en un standup comedy de una noche de sábado, por lo que vale más tener un olfato a prueba de resfriados y no un MBA en la mejor institución del planeta, para poder hacer rentable cualquier inversión. Este sin sentido, ha traído por momentos un grave desapego a la meritocracia, permitiendo que esa actitud visceral se lleve a áreas que en el pasado eran altamente tecnificadas.  

Aguas en el medio

Vemos con asombro como es prácticamente innecesario planificarse de forma sistemática. Pareciese que debemos llevar nuestros negocios al ritmo del destino y no de forma coherente, como me gustaría ver los negocios. Es infinitamente improbable el presupuestar y mantener un mes a mes, donde las variaciones fuesen razonables y sobre todo explicables a un tercero. El presupuesto meramente se convierte en una herramienta de advertencia relativa, donde el preparador del mismo corre el riesgo de ser un completo ignorante de la materia y del sector en el cual se desarrolle.

Si nos detenemos por un momento, vemos que todo aquel que haya presupuestado con un tipo de cambio de Bs.6,30 por dólar, súbitamente sus costos se duplicaron de un plumazo, gracias al nuevo mecanismo que rimbombantemente seguimos con detalle en la prensa y demás medios de comunicación, para de una u otra forma predecir los precios de los bienes y servicios que consumimos y consumiremos con poca  o mucha frecuencia.

El querer parafrasear estos fenómenos, con el objetivo de explicarlo a inversiones extranjeros, proveedores y relacionados, es una suerte de chiste colectivo, donde de entrada debemos disculparnos por ser tan particulares, sin detenernos a pensar que nos hemos convertido en una gran distorsión.

Aguas abajo

Queda mucha tela por cortar, por lo que de nuestro ingenio y paciencia algo surgirá. Mientras tanto, hay que tratar de entender cada día más el mercado, para no engrosar las listas de los que quisieron pero no pudieron. Si usted está haciendo negocios que antes nunca pensó serían rentables, bienvenido al mundo del emprendimiento forjado desde los cimientos de lo interpretable. Desde hace muchos años, una frase romántica dicha por televisión en un acto público, puede convertirse en la nueva moda que desembocará en chorros y chorros de dinero para el que con mucha astucia decida con tinta y sudor dejar estampado el comentario en cuestión y ver como inmediatamente un “Se habla gocho”, se convierte en un knock out fulminante para los que pensaban que hacer cosas rentables se fundamentaba en sentarse frente a muchos monitores con gráficos y tablas.

En ocasiones me pregunto si mi sorpresa es producto de ver la rentabilidad de esos negocios o del hecho de que no se me ocurrió antes. Quizás si me hubiese ocurrido, mi columna se trataría de motivación de cómo con tan solo tener los oídos atentos, se puede hacer una fortuna gracias a la tinta y un poco de tela unicolor.  Hasta una próxima entrega. @wlagc http://actualidadfinancierayfiscal.blogspot.com

jueves, 1 de agosto de 2013

Actualidad financiera y fiscal en la web

Si tienes ganas de compartir conocimientos técnicos en materia tributaria, contable o
de emprendimiento, estás invitado a escribir en
http://actualidadfinancierayfiscal.blogspot.com/

Escribe a wgarciacastro@gmail.com y con gusto consideraré sus comentarios y seguir así apoyando la divulgación de conocimientos.

Wladimir García C.