Emprendimiento/Gerencia/Impuestos/Finanzas/Tecnología/Social/Educación

Opinión



domingo, 24 de abril de 2016

Actualidad financiera y fiscal en El Diario de Guayana N° 249

Inteligencia de negocios

Aguas arriba


La inteligencia de negocios (BI en sus siglas en inglés) es una de las herramientas más importantes que la era moderna nos ha dejado. Con ella, podemos visualizar de forma apropiada los mercados y así lograr ser más asertivos en las decisiones que debemos tomar en cada situación. Obviamente, esto ha sido desestimado por muchas entidades que no tienen acceso a materia prima para producir, por lo que no utilizan su capacidad instalada de forma apropiada o por el contrario, no les interesa a compañías que si pueden hacerse de materia prima y tienen prácticamente todo el mercado a su merced, por lo que realmente poco les importará conocer la forma como los actores se comportan en cualquier momento particular. En una economía febril y competitiva, conocer los indicadores y patrones de consumo marca el éxito o fracaso de una organización, por lo que las empresas que quieran estar preparadas para tiempos mejores, deberán estar al tope con la tecnología de la información, y hacer uso apropiado de ella.

La desaplicación de este tipo de herramientas es uno de los grandes legados que hemos tenido en los últimos años, dado que en las últimas décadas se ha privado la creatividad de productores que se encuentran ansiosos de competir, pero que se ven amarrados por regulaciones, burocracia o sencillamente un altísimo nivel de escasez que hace que por lo pronto la palabra más escuchada sea “liquidación”, situación que es lo opuesto a lo que deberíamos estar manejando en un país con condiciones suficientes como para ser el mayor productor de la región y uno de epicentros de las grandes cosas que ocurrieran en el continente, considerando que contamos con recursos naturales, facilidades para el turismo, una rica cultura y por sobre todo, infraestructura (heredada de) que aun con los desfases y descuidos, puede ser repotenciada y direccionada nuevamente.

Aguas en el medio

Por medio de la inteligencia de negocios se arman una serie de estrategias y pautas a seguir que están orientadas a mejorar los resultados, fundamentado no en el olfato de los líderes de las organizaciones, si no al análisis de datos existentes, tomados del entorno de manera muy eficiente y sistematizada; siendo así este concepto se basa en datos, información, conocimiento y uso preciso de los mismos. Esta herramienta permite que números fríos tengan un significado empresarial. Hace que Bs10.000 de ventas, estén  relacionados a personas, productos, horas, sexo y preferencias combinadas, lo que nos permite en cierta forma poder predecir el futuro a través de patrones.

Esto hace que el negocio tome una nueva dimensión y realmente se empiece  a jugar con todas las piezas del rompecabezas del mercado, lo que en cierta forma simplificará el tomar decisiones de expansión o de eliminación de unidades generadoras de ingreso no rentables en un mercado o momento determinado.

Aguas abajo

Para grupos empresariales sofisticadas y en crecimiento constante, la inteligencia de negocios les dará una visión más audaz de todo lo que ocurre en el grupo, dado que con ello los ejecutivos podrán hacer presentaciones más efectivas de rendimientos y perspectivas de negocio, lo que sin duda alguna ayudará a accionistas que quieran monitorear sus proyectos desde una perspectiva cenital, donde el protagonismo principal este sobre los hombros de los CEO/CFO de cada entidad del grupo, permitiendo tener una claridad mucho mejor del que incluso está en el día a día de las compañías.

Lamentablemente, este tipo de supuestos solo los podremos ver una vez salgamos de este atolladero en el cual estamos e iniciemos un nuevo camino como país, donde puedan darse condiciones claras para el emprendimiento, obteniendo así un aparato productivo activo que esté dispuesto a invertir sin reservas y que este claro que la competencia será fuerte y solo se mantendrá el que conozca sus operaciones y el mercado. Allí, en ese contexto, la inteligencia de negocios será fundamental para poder dar buen uso a la data. Hasta la próxima entrega @wlagc http://actualidadfinancierayfiscal.blogspot.com/


domingo, 17 de abril de 2016

Actualidad financiera y fiscal en El Diario de Guayana N° 248

Competitividad en tiempos de crisis

Aguas arriba


Las respuestas para poder iniciar nuevos proyectos y afianzar los que están en curso las encontramos en la planificación, sistematización y seguimiento de las transacciones, líneas de negocio y objetivos generales y específicos que nos vamos trazando o que se van escribiendo a medida que vamos aplicando técnicas de diseño, las cuales nos muestran de forma clara las vías que debemos abandonar e ilumina los caminos razonables (que por razonables no son sencillos) a transitar. Está claro que una de las cosas más importantes está en ser competitivos en mercados complejos. El caso venezolano es en extremo extraño, dado que en ocasiones pudiésemos decir que hay centenares de nichos abiertamente disponibles, pero que luego de ser analizados brevemente, podemos constatar la razón por la cual lucen así. En este caso, el principal actor que impide que la planificación no funcione es el Estado y sus protocolos.

Es una mezcla entre oportunidades y trabas que van juntándose simultáneamente y que pareciese que no son fáciles de resolver. A primera vista debemos entender que el país necesita divisas, por lo que lo obvio es que deberían ser identificar los productos o servicios que requieren poca o nada materia prima extranjera y que con condiciones medianamente claras pudiesen ser exportables, pero luego nos conseguimos con niveles de burocracia difíciles de entender y total descuido por parte del Estado y la banca para poder dar el empuje mínimo necesario a proyectos en curso o emprendimientos programados de forma técnica que puedan haber llegado a una idea autosustentable en sectores no tradicionales.

Aguas en el medio

Ejemplos como el anterior abundan y los vemos en la agricultura, ganadería, turismo, recursos naturales de minerales ferrosos y no ferrosos y con cuanta cosa nos topamos en el camino. Lo único que no cuenta con trabas es el comercio informal, la corrupción y la “viveza” en general, labores (por llamarlas de una forma) que no tienen limitaciones para ser ejecutadas con total discreción, que además se realizan de forma muy dinámica, dejando réditos bastante altos y que además son libres de impuesto.

Lamentablemente el Estado juega un papel fundamental en esta dinámica, dado que es absolutamente injusto concluir que no hay peor empresario que el venezolano, más si tomamos en cuenta la cantidad de emprendimiento en el extranjero liderizados por locales que no pudieron ejecutar sus proyectos en el país y que actualmente son exitosos. De igual forma, vemos minadas universidades en el mundo con estudiantes de alto rendimiento que también nacieron de este lado, por lo que eso hace concluir que debe haber una masa importante de personas con suficiente capacidad para ocupar cargos públicos, que además de la técnica, cuenten con una escala de valores totalmente distinta a la que hemos visto en los últimos años.

Aguas abajo

El Foro Económico Mundial emite anualmente el Índice de Competitividad Global. Específicamente desde 1979 efectúa un informe que nos enseña el comportamiento de más de ciento treinta jurisdicciones de todo el mundo y allí se mide la capacidad de cada nación en dar a sus ciudadanos altos niveles de prosperidad. Esto se traduce en empleos formales, capacidad de compra, nivel de educación, salud, entre otras muchas otras variables de suma importancia. La calificación fundamentalmente depende de la forma como el Estado maneja los recursos disponibles en favor de sus locales. Esto no es a través de regalos de baja calidad, esto es con trabajo y prosperidad.


Países como Suiza, Singapur, Finlandia y Alemania son los grandes del mundo, mientras que en América países como Chile, Panamá y Costa Rica tratan de tener el paquete completo, obviamente con resultados más discretos, pero con un talante bastante particular. Es más que obvio que Venezuela aparece en los últimos puestos y es totalmente entendible con solo padecer los vaivenes de un día cualquiera en el país. Para cualquier persona que no haya tenido la posibilidad de salir del país, o que tenga menos de veinticinco años se le hará imposible entender que fuimos, podemos y debemos ser mucho mejores. Hasta la próxima entrega @wlagc http://actualidadfinancierayfiscal.blogspot.com/

domingo, 10 de abril de 2016

Actualidad financiera y fiscal en El Diario de Guayana N° 247

Confidencialidad de la información

Aguas arriba


En estos momentos el mundo está convulsionado por una de las filtraciones de información más grandes de las últimas décadas y de ello queda muchísimo por reflexionar puertas adentro y afuera. Sin el objetivo de hace un juicio de valor de las personas, países  y entidades involucradas, es preciso considerar ciertos aspectos que en este momento logran generarme mucho  interés y preocupación.

Primeramente debo destacar que  el hecho de que una jurisdicción sea considerada de baja imposición fiscal o que alguna entidad o persona desee invertir en una no es un delito en sí. Ciertamente, la opacidad en la información hace que los países industrializados presionen para que exista libre flujo de información, sobre todo con el objetivo de evitar que en dichas jurisdicciones se puedan ocultar enriquecimientos provenientes de actos ilegales, lo que sin duda alguna afecta de distintas formas a muchos sectores; no obstante a ello, si algún grupo que realice actividades licitas de manera comprobada desea hacer transacciones en jurisdicciones de este tipo, no estaría haciendo nada ilegal. 

Al respecto, la normativa tributaria venezolana establece procedimientos tendientes a informar a la Administración Tributaria sobre dichas transacciones y establece la aplicación de los mecanismos de precios de transferencia a fin de evitar la renuncia inadvertida de la potestad tributaria local, con lo cual se cierra el ciclo. La OCDE ha generado suficiente información de estudio al respecto.

Aguas en el medio

Ahora bien, si es un  problema cuando los recursos manejados y las transacciones realizadas perjudican a los habitables del país, por el uso de figuras tendientes a desviar parte del erario, obtener divisas de forma ilegal y además de eso evadir flagrantemente tributos. Lamentablemente, en la actualidad el monopolio de las divisas es manejado por el Estado, por lo que es relativamente sencillo saber hacia dónde mirar cuando solo un puñado de funcionarios han tenido el poder para determinar el destino de fondos públicos en moneda extranjera, que terminan siendo llevados a jurisdicciones donde el secreto bancario y la baja imposición son los principales eslóganes publicitarios.

Más allá de esto y de cara a la profesión tenemos un gravísimo problema que constantemente veo en redes sociales, conversaciones amistosas y otras tertulias de similar naturaleza relacionadas con la confidencialidad de la información que manejamos de nuestros clientes y relacionados. Pareciese que ese problema nadie lo ve, aun cuando evidentemente es una de las más grandes fallas que sobresalen a nivel mundial, donde la información se filtra advertida o inadvertidamente de forma constante. 

Incluso, cosas tan sencillas como informar en que cliente estamos o que estamos haciendo en ellos a través de aplicaciones web, hace que me dé una fuerte preocupación de la manera cómo podrían estar manejando información tan sensible. Definitivamente no es información de dominio público, no es información de redes sociales y no son datos de interés para absolutamente nadie que no esté involucrado con el cliente, partiendo del hecho cierto (más allá de este problema puntual) de que nuestros clientes confían en que seremos cuidadosos con todo lo que nos suministren (así no exista una cláusula que lo indique, que ya en sí mismo es una falla terrible).

Aguas abajo

De esta experiencia, todos los socios de firmas y bufetes debemos comprender que hay que ser selectivos con nuestros clientes/servicios y por sobre todo, claros y exigentes con los equipos de trabajo que colaboran con nosotros, para que éstos entiendan que lo que hacemos día a día tiene un valor incalculable para la entidades que depositan su confianza profesional en la reputación que hemos acumulado en el tiempo  y parafraseando un tanto a uno de mis socios diría que hay muy pocas excepciones a ese mandato y están asociadas única y exclusivamente a situaciones de índole estrictamente legal.


La confidencial es un requerimiento de ética que todo profesional debe tener y ello debe respetarse en todo momento por el bien de la profesión, de los mercados y de la generación de más oportunidades para nuestros colaboradores. Hasta la próxima entrega @wlagc http://actualidadfinancierayfiscal.blogsport.com/

domingo, 3 de abril de 2016

Actualidad financiera y fiscal en El Diario de Guayana N° 246

Edad de piedra

Aguas arriba


Una de las causas fundamentales de las debacles económicas están sustentadas en altísimas dosis de burocracia y falta de sistematización de procesos que desmotivan a los actores económicos y que los envuelven en una maraña de exposiciones que pueden ser muy costosas para cualquier emprendimiento en marcha. En otros casos, la automatización puede ser la causante de los problemas, de no existir una plataforma suficientemente robusta como para poder soportar el gestionamiento de sus usuarios y hacer que todo fluya con razonable normalidad, en el entendido de que siempre podrán darse imponderables.

Esto se da naturalmente por el proceso paulatino de desactualización por falta de inversión en áreas tan relevantes como las tecnológicas, lo que deja a los habitantes de un país supeditados a que un portal web funcione medianamente bien para poder cumplir con procesos administrativos, legales y/o tributarios. Esto sin duda alguna se convierte en una fuerte distracción que además tiende a ser costosa, por la respectiva dosis de ineficiencia implícita en el devenir de las tareas.

Horas enteras de esfuerzo para poder tener acceso a portales hace que la dedicación laboral se invierta, por lo que se vuelve mandatorio dedicar tiempo adicional para poder efectuar ciertos trámites fundamentales en momentos poco convencionales, solo con el objetivo de cumplir con clientes, relacionados y otros. A simple vista, cualquiera pudiese decir que esto es insignificante y circunstancial, pero lo cierto es que tiene un fuerte impacto para los que interactuamos con plataformas gubernamentales en tiempos de desdén político.

Aguas en el medio

Tenemos múltiples ejemplos entre los que sobresalen los trámites de extranjería, tributos, tránsito y tantos otros procesos que debemos ejecutar en plazos muy cortos y que sencillamente se vuelven prácticamente imposibles de cumplir, y que adicionalmente generas problemas colaterales. Las plataformas pueden ser muy amigables, sencillas y con objetivos muy nobles; no obstante, hemos visto que los mismos han hecho que la ineficiencia aumente, la gestoría prospere y la desazón sea cada vez mayor.

Esta semana nuestra batalla fue con la Administración Tributaria, pero mañana es con el control para el acceso para la obtención de divisas y luego es para un trámite y después para el otro y todo se concatena con un país que ve como la tecnología mejora consistentemente fuera de las fronteras, pero que aquí solo la vemos como una cosa fantástica que pasan por televisión. Así pasa con productos básicos, medicinas, equipos electrónicos, vehículos y cualquier cosa fascinante que esté ocurriendo en el mundo, mientras que de este lado lo vemos con asombroso que hasta pena debería darnos, y así van surgiendo más asuntos que nos devuelven de forma paulatina a la edad de piedra.

Aguas abajo

Recientemente escuchaba a un conocido diciendo que antes hacíamos las declaraciones en papel, con una máquina de escribir antiquísima, en medio de la noche, con muchas hojas de papel carbón y luego la llevábamos al banco y todo salía bien y en cierta forma se sentía todo en control, porque todo dependía de nuestra pericia. Ahora, en muchos países del mundo la interacción con registros, notarias, administración tributaria y cualquier otro ente gubernamental (acogiéndose a la tan ansiada simplificación de procedimientos administrativos) se hace con mucha comodidad, con plataformas robustas y extrema diligencia, mientras que de este lado pasamos de golpear la máquina de escribir, a romper el botón del mouse hasta llegar a tener acceso a una portal que en cualquier momento te puede dejar a mitad de camino.


Lo peor es que este es tan solo un ejemplo de las cosas fantásticas que nos estamos perdiendo en la actualidad, en un mundo cada vez más tecnológico, funcional y eficiente, donde incluso las smartcities ocupan páginas de elogios, donde el wifi no es una novedad y la tecnología se vuelve en un ser omnipresente que nos hace la vida más sencilla desde todo punto de vista. Esperemos que pronto volvamos al camino correcto y tengamos la vida que nos merecemos como sociedad. Hasta la próxima entrega @wlagc http://actualidadfinancierayfiscal.blogspot.com/