Emprendimiento/Gerencia/Impuestos/Finanzas/Tecnología/Social/Educación

Opinión



domingo, 29 de septiembre de 2013

Entrenamientos Octubre 2013


Actualidad financiera y fiscal en El Diario de Guayana N° 115

Mejora continua

Aguas arriba

En alguna oportunidad escuché a un familiar muy cercano diciendo algo que me impresionó mucho. Comentaba con especial entusiasmo que la vida le había dado mucho más de lo que alguna vez soñó en su infancia, por lo que su situación actual se le hacía bastante cómoda.

Que alguien diga eso, luego de tantos años de trabajo y esfuerzo es bastante inspirador y alentador desde el plano netamente familiar y demuestra que el hard work deja frutos en el largo plazo, haciendo así que valga la pena todo el esfuerzo de la juventud y parte de la vejez en el caso de que el tiempo no haya sido tan complaciente.

Cuando uno es niño, probablemente los sueños se cruzan con la realidad y hacen que queramos ser astronautas pero nos topemos con que esos señor@s están en Cabo Cañaveral en el estado de la Florida y nosotros estamos de este lado del mundo con probabilidades relativas de lograrlo. Eso no ha evitado que muchas personas de habla hispana y hasta sin recursos, hayan logrado concretar metas poco esperadas.

Aguas en el medio

Así tenemos el caso del ingeniero venezolano Rafael Reif, el cual fue elegido como presidente del Instituto Tecnológico de Massachusetts, en los Estados Unidos de América. En principio, un ingeniero Eléctrico graduado en 1973 de la Universidad de Carabobo en Valencia, con estudios de alto nivel y que probablemente no esta tan sorprendido de su logro, porque fue producto de un esfuerzo incalculable. Como muchos saben, ser la principal referencia de una de las universidades más importantes del mundo no es poco cosa.

El llegar a un logro de este tipo en tu país de origen, con tu propia lengua y bajo condiciones  más o menos controlables, el logro sería para celebrarlo. Lograrlo en otro país, con otro idioma y con una competencia prácticamente mundial, debe ser valorado a un mayor porcentaje, sin importar el país que sea. Lo importante aquí es tener éxito donde otros no han podido, no por el éxito perse, sino por la muestra de gallardía que pocas veces es valorado en sociedades un tanto bizarras, donde vale más jugar al caos.

Siendo así, cualquiera puede hacer grandes cosas, partiendo de cosas pequeñas. Lo más importante es visualizar esa meta complicada para la mayoría, pero factible para los que tratan de lograrla sin esperar el beneplácito del colectivo, sino el disfrute personal de llegar donde el resto no cree hacerlo.

Aguas abajo

Por allí dicen que el miedo es libre y además es un evento prácticamente imposible de evitar. Cuando estamos cerca de lograr una meta que para muchos es un sueño, se cruza lo real con lo abstracto y entramos en una especie de trance que nos hace no entender el evento que estamos viviendo. El que se plantea una meta y la ve desde sus cimientos, le da un valor particular al logro. No es lo mismo ver algo ya iniciado, que crear todo con las manos, con todos y sus errores –que siempre abundan-. En vano un importante deportista decía que sus desaciertos fueron más que sus aciertos, pero que la clave del éxito fue que siempre siguió insistiendo sin desmallar y sin aferrarse a las personas que a todo le buscan un problema, que de forma advertida o inadvertida dinamitan la dinámica propia del que quiere lograr cosas. Todo lograrlo sin golpear, desmeritar o agredir a otros alrededor.

Pocas personas saben lo importante del logro que obtienen, y a veces, solo la posteridad es la que logra reconocer el recorrido de alguien -más aún si fue un camino no transitado, o transitado por pocos-. Tener tino para entenderlo y aceptarlo no es sencillo. En una oportunidad vi un documental de un destacado músico, que se tomó la tarea de dejar grabado sus vivencias en un lapso de tiempo y cuando le preguntaron la razón de su decisión, expresó que él estaba claro de que sus logros iban a ser comentados y discutidos por la posteridad. Déjenme decirle  que aun cuando haya sonado un tanto pedante, no se equivocó. Hasta una próxima entrega. http://actualidadfinancierayfiscal.blogspot.com/ @wlagc

domingo, 22 de septiembre de 2013

Cartelera de cursos Septiembre/Octubre 2013


Actualidad financiera y fiscal en El Diario de Guayana N° 114

Plan

Aguas arriba

El plan formal de mercadeo de una empresa de servicios debe estar orientado a retener los clientes actuales -por medio de la ejecución de trabajos con el nivel de calidad mínimo requerido-, mientras se van aumentando las líneas de acción, lo que inevitablemente debería llevar a la obtención de nuevos targets –si el plan se da de forma ordenada y sistémica- que servirán para apalancar los proyectos de crecimiento del negocio en cuestión.

Diversificar el portafolio de servicios es un trabajo complejo. Mantener una misma dirección lógica, mientras logramos profundizar en temas de interés, requiere de mucha atención para poder entender el mercado, mientras localizamos colaboradores dispuestos a ofrecer dichos servicios con los estándares requeridos.

El producto, el precio, la calidad, la opinión del colectivo, la ubicación y las relaciones deben ser atendidos individualmente para poder lograr ver resultados en el corto, mediano y largo plazo. Lamentablemente estos elementos no se mantienen estáticos, por lo que normalmente debemos hacer ajustes para que sigan funcionando. Siendo así, se debe estar atento a leer el mercado las 24 horas del día.

Aguas en el medio

De todos esos elementos, el relacionado con la opinión del colectivo es una de las que más me preocupa. Un mal servicio, una opinión desacertada, un mal día o un simple descuido pueden hacer que lo logrado se diluya. Es lamentable que por un error alguien sea evaluado por el resto de su carrera profesional; no obstante, la información viaja tan pero tan rápido, que pareciera inminente la propagación de lo negativo.

Las relaciones públicas también son de atención. Unirse a agrupaciones con mala reputación no traerá nada bueno, por lo que siempre es correcto evaluar los clubes, asociaciones o cámaras en las cuales nos encontramos inscritos. Por algo nuestras madres siempre decían y dicen: “dime con quien andas, y te diré quien eres”.

Debemos entender realmente el destino que queremos tomar. Existen, principalmente, dos tipos de proveedores de servicio. El primero es el que sencillamente se encarga de hacer, dando resultados tangibles y que en un país como el nuestro logran que se materialicen importantes cumplimientos. Para que este servicio funcione, todo se debe llevar en tiempo y con la rigurosidad que se requiera. El otro tipo está relacionado con la oferta de servicios que den valor y que transformen lo que esta y lo conviertan en algo más rentable y eficiente. Este enfoque requerirá de una preparación distinta y de un equipo con otras características.

Si me preguntan por el mejor de ambos, no tendría una respuesta clara dado que los dos son necesarios para los fines de cada negocio. Aquí lo importante es darse cuenta a tiempo del camino más transitable, a fin de no quererse convertir en algo poco creíble.

Aguas abajo

El ser realista servirá de mucha ayuda. Querer competir con los grandes, cuando eres muy pequeño, es sencillamente extraño. Mirar el pasado con sentido crítico, ver el presente con seriedad y el futuro con optimismo  hará que podamos hacer un plan coherente. Lo más importante es estar claros de los servicios que podemos ofrecer, chequear que tanto del mercado podemos abarcar en simultáneo, analizar competidores de nuestro mismo tamaño y las zonas geográficas y sectores con los que nos sentimos cómodos. Esta será una cartilla obligatoria para comenzar. 

Un punto importantísimo es el hecho de que todos los involucrados estén llevados a la idea de hacer actividades que redunden en el posicionamiento de la marca y de los servicios de la compañía. Si todos halan con la misma fuerza y hacia la misma dirección se verán los resultados tarde o temprano. Si dentro del staff o de la zona alta de la estructura existen indicios no negociables de resistencia, es probable que una estrategia brillante y unos postulados básicos dignos de la literatura, se conviertan en tiempo y dinero mal gastados. Como escuche en una ocasión: “Un libro más en la biblioteca y trescientos mil menos en la cuenta”. Hasta una próxima entrega.  http://actualidadfinancierayfiscal.blogspot.com/ @wlagc
Foto archivo personal: Oficina GGS

domingo, 15 de septiembre de 2013

Actualidad financiera y fiscal en El Diario de Guayana N° 113

Gestión bancaria

Aguas arriba

Hacer gestiones bancarias por lo general es una actividad muy poco amigable. No es sencillo disponer de tiempo ilimitado para esperar horas y horas para ser atendido por un mortal con pocos deseos de prestar un servicio medianamente proactivo, con lo cual el cliente se pueda sentir algo confiado al hablar de negocios, proyecciones y puntos de vista en cuanto a emprendimientos en proceso o por iniciar.

Normalmente, este tipo de servicio está disponible solo para grandes inversionistas, con capital ilimitado, los cuales reciben toda la cantidad y calidad de atención que necesitan para poder visualizar posibilidades de financiamiento y productos que se adapten a las necesidades de cada quien, dependiendo de su tamaño y tipo de proyecto.

Lamentablemente, el de a pie no tiene mucha ayuda al respecto, aun cuando sus proyectos y ambiciones puedan estar orientadas a la creación de un emprendimiento con altas probabilidades éxito.

El iniciar un emprendimiento sin financiamiento es poco factible y nada rentable. Se hace imprescindible tener dentro del proyecto de trabajo, la posibilidad de conseguir dinero al menor costo posible. Parece tarea complicada lograrlo con un banco local, partiendo de una atención limitada y sin la comodidad de poder exponer ideas con alguien del nivel mínimo requerido para ser un “ejecutivo de negocios”.

Aguas en el medio

Desde hace rato los bancos están en una lucha a muerte por tratar de descongestionar sus agencias, tratando de hacer uso de la tecnología; no obstante, algunos procesos requieren firmas y sellos autorizados, que hacen estéril la intención y solo se traducen en una simple estrategia de ahorro, donde el cuentahabiente o inversor tiene que usar recursos propios para imprimir referencias, estados de cuenta, etc.  Siendo así, el beneficio es cero para unos  y bastante para otros.

En otras latitudes, probablemente, el negocio bancario es menos rentable y más riesgoso, pero ofrecen una atención de primera. Visitar agencias y oficinas deja un agradable sabor de boca. El enfoque de asesoría se siente y el manejo de productos y opciones es evidente.

En ese supuesto, ir al banco es una actividad que nos puede llevar toda una mañana, pero solo por el gusto de ser atendido con amabilidad, mística y un gran nivel de asesoría, adaptado a nuestras posibilidades. No importa que llegue en una limosina o en transporte público, lo importante es que para ellos soy un cliente que puede que hoy no sea materialmente importante, pero mañana nadie sabe.

Aguas abajo

Si el emprendimiento se hace cuesta arriba. Si usted ve que en la televisión el arte de la publicidad dice que ir al banco a pedir financiamiento es pan comido, pero choca con la realidad que afronta todo aquel que se encarga de consignar papeles y papeles y no consigue resultados, o que en el peor –mejor- de los casos, consigna los documentos pero no existen productos y condiciones que se adapten a sus necesidades, no se desanime dado que una condición natural del emprendedor es su rescilencia antes las adversidades.

En algunos países han nacido nuevas formas de financiamiento, donde el emprendedor muestra un modelo de negocios rentable e invita a entes a colaborar con el capital de trabajo inicial para comenzar un proyecto que en el futuro redundará en resultados para la colectividad.

Otros casos menos sofisticados consisten en conseguir financiamiento poco costoso, cediendo un porcentaje limitado de capital, donde el inversor garantiza intereses y a la vez la posibilidad de obtener dividendos en caso de que el negocio que hoy es solo un proyecto, mañana sea un negocio en marcha rentable.

Si usted cree que las paredes lo persiguen, no se preocupe. Siempre saldrán destellos de sabiduría en medio de la adversidad, y dependerá de cada uno de nosotros buscar esa chispa que nos haga conseguir la solución. Sin duda alguna, el financiamiento es un problema complejo que debe afrontar el que decide emplear y no ser empleado. Hasta una próxima entrega. @wlagc http://actualidadfinancierayfiscal.blogspot.com/

domingo, 8 de septiembre de 2013

Actualidad financiera y fiscal en El Diario de Guayana N° 112

Reciclaje

Aguas arriba

Un día cualquiera, en una cocina de un país desarrollado o en proceso de desarrollarse, comienza una rutina religiosa que comienza por seleccionar cada desecho y colocarlo en un sitio en particular del botadero de basura. Pobre del que advertida o inadvertidamente cometa el pecado de confundir una cosa con otra, pudiendo ocasionar en los jefes de casa un paro cardiaco fulminante por pura ira. Esta rutina se lleva a cabo comida por comida y día a día sin descanso. Prácticamente se convierte en algo automático, siendo casi como respirar. El visitante debe incorporarse en ese modus vivendi con solo pisar el aeropuerto internacional y de inmediato acoge como propio el hecho de tener que ser cuidadoso y reciclar.

Las reglas de reciclaje son muy sencillas y solo están atadas a tener un poco de sentido común. Con esta simple rutina, se pueden salvar importantes recursos naturales no renovables si se utilizan materiales reciclados. Los recursos renovables, como los árboles, también pueden ser salvados, sin contar que los productos reciclados disminuyen el consumo de energía.

Aguas en el medio

Correr o caminar es por momentos una competencia de salto y esquivo de obstáculos. Es preocupante ver como ciudades enteras, brillantes paisajes, urbanismos planificados y lugares que deberían invitar a la recreación se han vuelto un gran basurero ambulante. Es prácticamente imposible no sentir un profundo estrés al ver aceras completas de punta a punta de bolsas de basura de todo tamaño, regadas por todas partes, sin cumplimiento de ninguna regulación en materia de salubridad y además recordar que los culpables directos o indirectos de dicha situación somos todos los que hacemos vida en cada ciudad.

Desde el que deja de pagar impuestos, pasando por el que bota la basura sin control y terminando por el que hace incorrecto uso de los recursos, somos responsables de que grandes ciudades se conviertan en grandes chiqueros. Es lamentable tener que hacer comparaciones odiosas con otras latitudes; sin embargo, en algunos casos ello sirve de reflexión para algunos que quieren vivir un poco mejor, disfrutando de los espacios que la naturaleza y la mano del hombre nos brinda.

Algunas estadísticas revelan que alrededor del 95% del aluminio, 90% de hierro, 25% de vidrio, 1% de materia orgánica, 20% de papel y cartón, y alrededor del 2% en plásticos son reciclados en nuestro país. No obstante a ello, un bajo porcentaje se convierte en un producto terminado a partir del reciclaje.

Aguas abajo

El reciclaje llevado como un negocio puede generar una importantísima cantidad de fuentes de empleos directos e indirectos, generando una cadena de valor poco vista en los países de este lado del mar, pero que pudiesen convertirse en grandiosas oportunidades de negocio. Contar con campañas de concientización eficientes, tener compañías serias y eficientes de recolección y emprendedores con deseos de adquirir dichos desechos, a fin de convertirlos en nuevos productos terminados de calidad, tiene un impacto multiplicador semejante al del sector construcción.

Para ello se requiere de mucho ingenio y financiamiento con el cual se puedan impulsar proyectos de interés social, autosustentables, rentables y atractivos. Deténgase por un momento y piense la posibilidad de recibir alguna remuneración –por poca que sea- por organizar la basura y vender productos que puedan ser reciclados y que con ello, al menos pueda pagar una parte de cualquier servicio público mensualmente.

No tenemos ni idea de cuantos desechos botamos diariamente en nuestras casas y oficinas, que pudiesen formar parte de una nueva cadena de valor y generar más ingresos, mientras ayudamos al mismo tiempo a la conservación del ambiente. Probablemente las personas de mi generación no tengamos una cultura de reciclaje inculcada desde los primeros niveles de educación; sin embargo, tenemos una oportunidad con nuestros infantes y niños. Esperemos que ellos si entiendan las oportunidades que brinda este tema. Hasta la próxima entrega. @wlagc http://actualidadfinancierayfiscal.blogspot.com/

domingo, 1 de septiembre de 2013

Planificación Fiscal Empresarial POZ 26 y 27 de Septiembre

García Gómez Soler & Asociados, los invita a nuestro taller en materia
de Planificación Fiscal, a llevarse a cabo los días 26 y 27 de septiembre de 2013, en el Salón de Entrenamiento de García Gómez Soler & Asociados en el C. C. Cristal Oficina 309, AltaVista, Puerto Ordaz. Para inscripciones y mayor información, favor contactar por el correo ggsasociados@gmail.com y por los teléfonos 04123302158 y 04164407182 Duración de 16 horas académicas. ¡Los esperamos!

Actualidad financiera y fiscal en El Diario de Guayana N° 111

Fondo de retiro

Aguas arriba

Una de las mayores preocupaciones que muchas personas tienen durante su etapa productiva, es la de poder garantizar un fondo de retiro que les permita mantenerse durante al menos sus últimos 20 años de vida, partiendo de la premisa de iniciar el retiro alrededor de los 60 años. Para muchos, este es un tema que no tiene ninguna validez, estando claros de que un alto porcentaje de la población apenas tiene para adquirir parte de una cesta alimentaria, por lo que el ahorrar o prever algo más sofisticado es una suerte de ilusión digna de una película inspirada por alguien altamente optimista.

Cuando los años ya han transcurrido y nuestra fuente principal de ingresos se extingue, se une la escasez de dinero con el aumento desproporcionado de gastos médicos y asistenciales, por lo que lamentablemente se juntan una serie de factores que generan una merma importante en la calidad de vida de alguien que nunca pensó envejecer. Muchos países cuentan con sistemas de seguridad social que son absolutamente insuficientes para poder llevar una vida estable con la que se pueda cumplir con obligaciones básicas, por lo que tenerla no garantiza para nada vivir con cierta dignidad en tiempos en los cuales es difícil saber el tipo de desenlace que tendremos.

Aguas en el medio

El no ser precavidos y despilfarrar recursos limitados en gastos banales generará que el ahorro sea absolutamente imposible; no obstante a ello, hay muchas personas que consiguen la motivación necesaria para crear un mecanismo -en ocasiones empírico- con el cual logren salvar algo de dinero que pueda garantizar una vejez más relajada.

En cierta época, la forma más sencilla de garantizar una renta en la vejez se basaba en la adquisición y/o construcción de inmuebles para ser arrendados. En otros tantos, la adquisición de vehículos para ser usados como transporte también generaba cierta holgura en tiempos de cesantía. Ambas estrategias aún siguen vigentes, aun cuando por momentos pareciese que el asumir inversiones de este tipo pudiesen generar ciertos niveles de peligro y ansiedad, por los riesgos asociados a arrendar inmuebles susceptibles a pasar a propiedad del inquilino o en el caso de vehículos, la dificultad en la reposición de dichos bienes en caso de que el mismo sufra desperfectos mayores, se vuelva obsoleto o sea sustraído por amigos de lo ajeno.

Aguas abajo

Desde una perspectiva más sofisticada, están los instrumentos de inversión, fondos de retiro y tantos otros productos en el mercado internacional, pero que lamentablemente no están a la alcance de muchos, por las barreras cambiarías con las cuales podemos enfrentarnos. Estos productos garantizan de una u otra forma, el iniciar una inversión que al largo plazo pueda generar esa ansiada independencia económica cuando ya no contamos con un trabajo estable que nos genere un quince y último. Incluso, nos pudiese brindar la oportunidad de retirarnos de manera anticipada y disfrutar un poco de eso que algunos llaman “vida”.

Hace muchos años se hacía interesante tener algún plazo fijo activo, aunque a veces funcionaba solo como una cárcel bancaria para los excesos que pudiésemos tener, en algún momento. Para los más arriesgados, adinerados y afortunados, estará la bolsa de valores, para lo cual se requiere de una mayor preparación y olfato. Para los que nos dedicamos al libre ejercicio, emprendedores naturales, empleadores y demás arriesgados, el reto es mayor. Deben conseguir la forma de hacer que nuestros emprendimientos sean autosustentables en el tiempo y con perspectivas de crecimiento. Esto nos obliga a reinventarnos cada año, convirtiéndonos en analistas de carrera, para poder mantenernos en la pelea y garantizar el cumplimiento de nuestros objetivos. Todo esto se debe llevar de la mano con una alta dosis de criterio, resistencia y un montón de suerte. Queda mucho por recorrer y debemos estar claros que cuando algo termina, otra cosa debe iniciar. Si lo vemos así, el futuro estará garantizado. Hay que vivir el presente pensando en nuestros últimos 400 metros de carrera. Hasta una próxima entrega @wlagc http://actualidadfinancierayfiscal.blogspot.com/

Foto archivo personal: Punta Cana, República Dominicana