Emprendimiento/Gerencia/Impuestos/Finanzas/Tecnología/Social/Educación

Opinión



domingo, 22 de febrero de 2015

Actualidad financiera y fiscal en El Diario de Guayana N° 188

Fuentes de financiamiento

Aguas arriba


Una de las grandes carencias de la era moderna es la obtención de financiamiento para nuevos emprendimientos y para negocios en marcha con deseos de expandirse, considerando el nivel de exigencia que normalmente se requiere para poder obtenerlos y que vuelven cuesta arriba el intento por obtener dinero fresco que sirva de apalancamiento para crecer o fundar un negocio desde sus cimientos, con una idea clara y con proyección cierta de generar renta y por sobre todas las cosas, empleo de calidad.

Gran parte de los proyectos que no logran pasar de la idea, sufren el duro golpe que proporciona la indiferencia de algunas instituciones financieras. Esta indiferencia no la quisiera mostrar como algo perverso, dado que ella se origina principalmente por la poca o nula experiencia que se puede observar en una importante cantidad de emprendedores con proyectos en mano, donde se desea crecer, pero no se sabe en cual dirección. Lo peor aún es que se mantienen en una constante lucha para identificar sus mercados y productos.

Esto hace que necesariamente los controles sean cada vez más estrictos, partiendo del hecho de que las entidades financieras deben garantizar que los niveles de morosidad sean manejables de una forma razonable, para hacer sostenible su propio negocio de intermediación financiera, el cual no admite malos negocios.

Aguas en el medio

En épocas inflacionarias, recibir financiamiento es una absoluta bendición, dado que dará la posibilidad de hacerse de bienes productivos a un costo real que ira variando en el tiempo, y que permitirá que en cuanto este panorama mejore, nos encontremos en circunstancias más cómoda con respecto a nuestros competidores. Obviamente, el esfuerzo inicial será supremamente mayor, pero con un manejo gerencial eficiente, pudiese convertirse en un negocio sólido y con perspectivas claras de la dirección que tomará en el corto, medio y largo plazo.

Este tipo de decisiones deben verse de inmediato, dado que eso garantizará el poder sortear la crisis que azota a gran parte del sector productivo, por lo que los pequeños emprendimientos que transformen en un contexto que les permita moverse con cierta agilidad, tendrán garantizada la producción y venta de sus inventarios de forma prácticamente inmediata y quedará de ellos poder comprender el entorno y tomar decisiones coherentes con los tiempos de crisis.

El identificar productos y servicios que no requieran de altos componentes importados y que incluso puedan tener calidad de exportación, pudiesen ser una formula interesante para identificar y seguir esa ruta de forma sistemática. Lo cierto de la situación es que hay que ser altamente realistas a la hora de enrolarse en un nuevo proyecto.

Aguas abajo

Será fundamental la sabiduría y anticipación de accionistas y gerentes, en cuanto al manejo de los recursos limitados que tengan, producto del aprovechamiento de posibles mercados desatendidos o que por naturaleza sean abastecidos por importaciones que en nada agregan valor.

En la actualidad, los sectores construcción, agro, turismo y desarrollo de tecnología pudiesen ser áreas de desarrollo con probabilidades claras de financiamiento, sin contar todos los sectores transformadores -no importa el tamaño- que adquieran maquinaria que sirvan de garantía y de apalancamiento para producir más y mejor. Definitivamente dependerá solo de los que lloren y de los que vendan pañuelos.

Es entendible que la existencia de tantas amenazas (junto con las debilidades identificadas) sea un coctel peligroso en el momento de iniciar un nuevo proyecto y que en muchos casos sobrepasan nuestras fortalezas y a las mismas oportunidades. Si el análisis hecho a conciencia hace que lleguemos a estas conclusiones, es porque probablemente estamos disparando al sitio incorrecto.

Parece contradictorio tomar riesgos e invertir en un ambiente tan controlado; no obstante, si el proyecto es ideado previendo estas circunstancias adversas, estoy seguro que podrán sortearse de forma razonable las distorsiones que vivimos e iniciar emprendimientos que generen trabajo productivo, producción de bienes hechos en Venezuela, con una retribución razonable para los accionistas que asumen los riesgos, mientras en simultáneo se cumple con un aparato legal tan complejo y extenso. Hasta la próxima entrega. @wlagc http://actualidadfinancierayfiscal.blogspot.com/

Foto: Aruba

domingo, 15 de febrero de 2015

Actualidad financiera y fiscal en El Diario de Guayana N° 187

Sistema cambiario

Aguas arriba

Para que la economía sea tan dinámica como todos queremos y esperamos, es necesario que exista la posibilidad cierta y expedita de poder producir localmente con calidad de exportación. El esquema totalmente importador que tenemos no genera valor agregado y por el contrario imposibilita la industrialización.
Tanto el sector construcción, como la industria (sobre todo la de productos terminados) es fundamental para poder garantizar empleos de calidad, que sean autosustentables con el pasar de los años y que logren esa tan ansiedad felicidad suprema que de verdad deseamos, para con ello reencontrarnos como ciudadanos.

Aguas en el medio 

Llegar a esos niveles de industrialización no es tarea sencilla y pasa fundamentalmente por las manos del estado, el poder crear un marco regulatorio que controle (como todo estado hace) pero que sea de sencilla aplicación en el día a día, que facilite la obtención de divisas para cubrir todas las necesidades, con un sistema tributario abierto a dejar atrás políticas intimidatorias y que exista una altísima dosis de seguridad jurídica y menos mediatismo, que lo que más propicia es el temor a emprender.

Ciertamente todo es posible y cada vez que es anunciado un nuevo esquema cambiario, los que hacemos vida en el país rogamos que efectivamente este sea el que de oxígeno a los mercados y permita que nuestra economía pueda arrancar, donde verdaderamente se valore al emprendimiento productivo y no a las empresas que sólo tienen como objetivo lucrarse de forma contraria al espíritu de las reglas de la economía. 

Aguas abajo 

El BCV publicó en la tarde del 11 de febrero, el convenio cambiario No. 33, el cual dicta las normas que regirán las operaciones de divisas en el Sistema Financiero Nacional. Allí establece que se dará a cabo con la participación de las instituciones bancarias, casas de cambio, operadores de valores autorizados y de la Bolsa Pública de Valores Bicentenaria como intermediarios cambiarios en cualquiera de los mercados de divisas y de títulos valores en moneda extranjera existentes o que se desarrollen.

Para ello, el BCV a través de su página web, publicará de forma diaria el tipo de cambio de referencia, calculado por el promedio ponderado de las operaciones transadas durante cada día en los mercados.

Lo que se desprenda del convenio, es que los actores que intervengan, marcarán el precio de acuerdo a las leyes de la oferta y demanda, por lo que aún estará por verse el impacto cuantitativo que tendrá en los sectores que utilicen ese mecanismo.

Si existe un bien en abundancia, los oferentes deberán ajustar sus precios hacia la baja, considerando que los demandantes tendrán múltiples opciones para hacerse de un bien. Cuando es lo opuesto, al existir bienes en cantidades muy limitadas, desafortunadamente el precio tiende al infinito. Hasta una próxima entrega. @wlagc http://actualidadfinancierayfiscal.blogspot.com/

domingo, 8 de febrero de 2015

Actualidad financiera y fiscal en El Diario de Guayana N° 186

Informes de los contadores y similares 

Aguas arriba

Dentro de los informes del auditor independiente, se encuentran por tipo de servicio dictámenes en particular. Si deseamos desagregarlos, debemos considerar que para los informes de auditoría el contador provee de una opinión sobre los estados financieros de la entidad sujeta a examen. Por otro lado, en el informe de revisión se hace una declaración sobre los estados financieros o parte de los mismos de igual forma de acuerdo a las directrices establecidas por la Federación. Por último, en los casos de informe de atestiguamiento, se emiten conclusiones sobre eventos en particular sujetos a examen.

Para el caso del contador interno estarán obligados a otro tipo de informes para efectos de reporte, previamente diseñados para cada entidad, por lo que su eficiencia y aplicación variaran de compañía a compañía, debiendo adaptarse a cada situación en particular. El uso de auditores internos se hace necesario en tiempos en los cuales se requiere de un ambiente de control riguroso.

Es importante refrescar que en cuanto a los dictámenes de opinión tenemos los siguientes: sin salvedad, con salvedad, negativa o incluso una abstención de opinión sobre la razonabilidad, lo cual estará fundamentado en el trabajo realizado por el auditor. En caso de trabajos de atestiguamiento tenemos que pueden ser: sin salvedad, con salvedad, adversa o con abstención de opinión.

Aguas en el medio 

En estos momentos, la Federación se encuentra proporcionando información sobre regulaciones importantes. Entre ellas tenemos que para la constitución de sociedades, debe haber una carta de aceptación y un informe sobre existencia y propiedad de los bienes muebles e inmuebles aportados. Como parte del atestiguamiento deben incluirse las conclusiones. Para la aprobación de estados financieros deben estar presentados bajo NIIF para todos los años al finalizar cada ejercicio. Dicha preparación, en principio no requiere opinión y pueden ser aprobados hasta dos estados financieros por acta de accionistas.

La aprobación del ejercicio económico debe tener informe del comisario sobre los estados financieros, donde se compromete como parte de la junta directiva. Es importante estar muy pendientes del rol de éstos y sus responsabilidades, las cuales son de alto impacto para la profesión de la contaduría.

Aguas abajo

Para el aumento de capital se deben presentar estados financieros de fecha intermedia, antes y después del aumento,  visado por contador. La preparación no requiere opinión. Además de esto, de existir corrección montería, sí se  requiere de estados financieros auditados (con opinión). En caso de capitalización de acreencias, deben estar debidamente documentadas a fin de demostrar las mismas. La disolución, transformación y fusión de sociedades se permitirán consignar informes de preparación. Hay casos en los cuales se debe analizar la pertinencia de los mismos.

Para cada caso, los contadores deben estar debidamente preparados ante los recientes cambios de la profesión, por lo que es fundamental que estén debidamente preparados, a fin de poder cumplir los roles pertinente de forma apropiada. La derogación de algunas SECP hace que sea imprescindible acudir al sitio web de la Federación o ante el Instituto de Desarrollo Profesional de cada localidad, a fin de obtener todos los datos relevantes y vigentes. Esta demás decir que la formación profesional es mandatorio para los momentos que estamos viviendo, dado que permitirá que podamos ofrecer un servicio de calidad y oportuno.

En estos momentos estamos altamente enfocados en todos los temas relacionados con la Reforma Tributaria; no obstante, en la profesión de la contaduría se están dando una serie de pasos que requieren también de estudio. La emisión de informes, la aplicación de las normas internacionales de auditoria y los cambios relacionados al SNC son elementos que deben ser incorporados dentro de la información que debemos manejar a fin de ser más eficientes en nuestro día a día. Hasta una próxima entrega. @wlagc http://actualidadfinancierayfiscal.blogspot.com/

domingo, 1 de febrero de 2015

Actualidad financiera y fiscal en El Diario de Guayana N° 185

Beneficios fiscales

Aguas arriba


Con la reciente ley habilitante, se reformaron y/o crearon una serie de normas con impactos diversos. Algunos de ellos ya los hemos comentado y están orientados a generar un ambiente de mayor control, mientras en simultáneo se trata de incrementar la recaudación, principalmente, vía sanciones. Obviamente, esto genera un análisis más profundo del impacto tributario que revierte el hacer negocios en la actualidad, lo que forzosamente se vuelve un punto de honor al momento de decidir asumir o no riesgos.

Por otro lado, también observamos una serie de normas que trataron de crear ciertas condiciones mínimas favorables, tendientes a incentivar el desarrollo de algunas áreas con un grado particular de preferencia, que incluso algunos pudiésemos considerar hasta discriminatoria; no obstante, de eso no desarrollaremos en lo particular por lo pronto.

Entre algunos aspectos, podemos mencionar los cambios en la Ley Orgánica de Ciencia, Tecnología e Innovación, donde el legislador trató de ser mas explícito con la terminología empleada para efectos de la definición de la base imponible, que a mi juicio pudo ser mejor,  por lo que puede que aún hoy existan ciertos niveles de interpretación que sigan sin permitir que tengamos un sistema tributario sencillo, claro y eficiente.

Aguas en el medio

En cuanto al intento por mejorar las condiciones de negocio, vemos abrirse paso a la Ley de Inversiones Extranjeras, que ofrece una serie de "beneficios" que alrededor del mundo no requieren de una ley para su cumplimiento, dado que normalmente son parte de la dinámica de hacer negocios en un entorno profesional -sin obviar la existencia de inversiones golondrinas o la aplicación de algún treaty shopping que desvirtúe mi comentario- y ético, donde los actores sencillamente buscan maximizar beneficios en un mercado de libre competencia, donde la facilidad de movimiento de los capitales será un aliciente para emprender proyectos de mayor envergadura, en un ambiente seguro y dinámico.

No todo puede ser malo. Nacieron un par de zonas que tendrán ciertos beneficios fiscales -sugerencia que se ha hecho en innumerables oportunidades- y la aplicación de mayor beneficios para áreas tan interesantes como lo lo son la turística y la acuática, donde se pretende abrir la puerta a nuevas modalidades de negocio, donde el inversor sienta que surgirán algunas alternativas viables de iniciar proyectos rentables. Es imprescindible que las condiciones propicien la posibilidad de obtener beneficios, de lo contrario, las leyes sólo servirá para reposar en un papel y para ser sujetas a estudio desde el punto de vista académico.

Aguas abajo

Es fundamental que el empresariado haga un barrido de las normas que entraron en vigencia, dado que con ellas en algunos casos se pudiesen estar creando oportunidades de negocio interesantes para reinventarse ante escenarios en los cuales parece muy duro sobrevivir. Siempre se ha hablado de que la diversificación es fundamental, y que mejor hacerlo si con ello vienen beneficios fiscales para aprovechar.

No puede verse de forma perversa la rentabilidad de un negocio. Si este es próspero, se generan empleos y bienestar para los colaboradores, mientras existe una posibilidad cierta de crecer y con ello requerir de mas personas, para llevar a cabo mas tareas que eliminen por completo la generación de empleos informales que no contribuyen con la carga del estado.

Por cada trabajador informal, hay una interesante cuantía de recursos que deja de percibir el estado por concepto de tributos, por lo que se debe propiciar un escenario en el cual sea más favorable ser empleado o empleador formal, que dedicarse a ocupar puestos en una fila que alimenta la especulación e inflación. De acuerdo a un estudio realizado por el IESA, por cada diez emprendimientos, solo uno sigue operando luego de tres años y medio; eso hay que revertirlo ofreciendo condiciones. Hasta la próxima entrega @wlagc http://actualidadfinancierayfiscal.blogspot.com/