Emprendimiento/Gerencia/Impuestos/Finanzas/Tecnología/Social/Educación

Opinión



domingo, 30 de septiembre de 2012

Actualidad financiera y fiscal en El Diario de Guayana N° 63

Responsabilidad social empresarial

Aguas arriba

El Instituto Ethos de Empresa y Responsabilidad Social, con sede en nuestro vecino Brasil, definió la Responsabilidad Social Empresarial (RSE) como la: ”forma de gestión que se define por la relación ética de la empresa con los accionistas, y por el establecimiento de metas empresariales compatibles con el desarrollo sostenible de la sociedad; preservando recursos ambientales y culturales para las generaciones futuras, respetando la diversidad y promoviendo la reducción de las desigualdades sociales".

Vaya definición la que nos dejan. La RSE está inmersa –con dosis de coacción- en casi todos los sistemas jurídicos de los países occidentales. Si desmenuzamos la definición, verán que al contribuir con el pago correcto de tributos, al cumplir con planes direccionados al mantenimiento del medio ambiente y al aportar a fondos obligatorios que estén orientados al impulso de la cultura, el deporte y la tecnología, se está dando plena aplicación a la RSE. El único problema aquí, es que pareciese que no está asociado perse al deseo de los accionistas a hacerlo, si no está atado al objetivo de evitar ser severamente sancionados por los distintos entes gubernamentales involucrados. 

Aguas en el medio

En otros casos, pareciese que la RSE está más asociada a objetivos de marketing, tratando de mostrar una cara gentil a la sociedad en general, pero que es hecha sin corazón, por lo que su impacto solo queda para imprimir las fotos y pegarlas en una fría cartelera.

Vivimos tiempos interesantes, donde todos debemos poner un granito de arena –pero de corazón-, con lo cual se pueda reducir efectivamente las desigualdades sociales que a diario vemos y padecemos.

Cuando alguien da algo que no necesita, realmente no está dando nada, sencillamente está vaciando su closet o dispensa para colocar cosas nuevas, sin pensar en la utilidad o no de lo que se desprende. Es prácticamente como si estuviese regalando unos zapatos desgastados.

Aguas abajo

La filantropía a veces muta a una nueva especie en la cual ganan todos -incluso cuando aparentemente se pierde -. Se viste de RSE, pero termina convirtiéndose en un negocio redondo de un conglomerado de personas que terminan ofreciendo bienes y servicios sobre una fachada de ayuda.

No estoy en contra de que con la RSE se ganen unos puntos ante la comunidad de negocios y se muestre una imagen positiva del quehacer diario, pero insisto que debe ser hecha dentro de un nuevo contexto, donde todos y cada uno hagamos un aporte honesto y sincero a los más necesitados.

A los que no están interesados en hacer más allá de lo que las leyes establecen, la invitación es a que lo hagan de manera oportuna, precisa y con contraloría, con el fin de que dichos aportes redunden en mejoras en áreas vitales como lo son educación, deporte, tecnología, ecología y salud. La sociedad y el medio ambiente lo agradecerán. Hasta una próxima entrega @wlagc http://actualidadfinancierayfiscal.blogspot.com/

jueves, 27 de septiembre de 2012

Relaciones Personales (Colaboracion @mmsoler)

Siempre durante nuestra vida vamos a tener la necesidad en algún momento de depender de alguien. Es difícil imaginarse uno sólo en el mundo y creerse un súper héroe que todo lo puede hacer por si mismo; como dicen por ahí, nos creemos el rey del yo-yo -yo esto, yo aquello, etc.-
Por eso es importante que en la medida que nos vamos desarrollando en nuestra vida tengamos presente el construir, mantener y fortalecer nuestras relaciones con las personas que nos rodean.
Se comienza en la familia, estableciendo nuestras relaciones con nuestros padres, hermanos -tal vez con primos, tíos, etc.- Luego viene el colegio, que cubre toda nuestra adolescencia y finalmente viene la Universidad. Siempre he mantenido que si no aprovechas esas etapas para establecer relaciones, difícilmente en la etapa adulta puedas construir relaciones provechosas. Acá nos estamos refiriendo a las relaciones personales en sentido general y no aquella que te lleva a establecer un noviazgo o matrimonio, entiéndase que son vínculos con personas que en el futuro siempre podrás contar con ellas en cualquier circunstancia.
En mi experiencia personal, la etapa del bachillerato me dejó muy pocas relaciones, de las que hoy pueda decir la cantidad de personas con las que pueda contar, sólo mantengo una amistad quien ha sido uno de mis grandes amigos a lo largo de mi existencia; pero realmente esta etapa no me brindó la oportunidad de tal vez contar con mayor número de conocidos que hoy pueda encontrarme en la calle y saludar con toda confianza. Ahora bien, en la Universidad fue distinto, establecí relaciones y amistades que al día de hoy puedo decir que contaré con ellos en el momento que así pueda requerirlo y ellos conmigo, y finalmente durante mi transcurrir laborar he contribuido a la formación de profesionales y a su vez he tenido la oportunidad de trabajar para personas que han contribuido en mi desarrollo profesional, y sobre los cuales algún granito de arena deje en su formación.
Mantengo la tesis que uno debe rodearse siempre de profesionales de primera, que contribuyan a tu crecimiento y, a su vez, tú puedas impulsarlos en su desarrollo. He contado con la fortuna que en mi carrera profesional gran parte de las personas con las que he trabajado han sido excelentes profesionales y han brindado lo mejor de sí en el logro de objetivos colectivos e individuales.
Mi mensaje final es que siempre procuren rodearse de personas y establecer relaciones a todos los niveles y siempre en un ambiente de respeto y crecimiento profesional, recuerden que estamos en un mundo redondo y hoy estamos en lo más alto pero no sabemos si siempre tendremos la fortuna de mantenernos así y es ahí donde las relaciones que estableciste en tu vida te podrán apoyar y ayudar a levantarte de nuevo en algún momento….
Hasta una próxima entrega
Marcos M. Soler P.
@mmsoler

domingo, 23 de septiembre de 2012

Actualidad financiera y fiscal en El Diario de Guayana N° 62

Fuente de ingreso primaria

Aguas arriba

Mucho se debate en cuanto a comenzar un emprendimiento de manera tímida pero decidida o de forma frontal y a tiempo completo.

Si revisamos la historia, vamos a encontrar que no existe una fórmula o respuesta única para esta interrogante. Hay personas que han logrado hacer negocios gigantescos luego de haber iniciado de a poco y en sus tiempos libres, mientras hay casos de personas que lo han dejado todo en busca de ese sueño que tuvieron entre ceja y ceja por años; sueño que nos los dejó dormir y que los mantuvo al borde de la silla por lunas, hasta que un buen día decidieron olvidarse de los prejuicios y miedos, para finalmente salir de sus respectivas zonas de confort y lograr resultados hoy sorprendentes.

Muchos de estos soñadores dejaron incluso hasta la universidad –no quiero incentivar a nadie a que haga algo parecido-, por lo que sus sueños trajeron consigo hasta problemas en su círculo más cercano.

Aguas en el medio

Recientemente estuve haciendo un ejercicio de memoria junto con mi esposa, sobre una conocida y exitosa tienda de artículos infantiles y recordamos que en alguna oportunidad le hicimos una compra por internet y al recoger el producto vimos que todo su stock lo tenían resguardado de manera muy informal y hasta empírica -estaban arrancando con muchas ganas y de a poco-.

Luego, con los años, el nombre de la tienda nos pareció conocido, hasta que nos dimos cuenta que había sido la misma gente que de forma amigable y responsable nos habían hecho una venta a través de la web, la cual retiramos en un humilde apartamento que servía como base principal.

Ahora, años después, tienen un proyecto consolidado, con la misma calidez de sus primeros años, pero con una estructura a prueba de balas y que puede dar para mucho más en el corto, mediano y largo plazo. ¡Bravo por ellos!

Aguas abajo

Vuelvo otra vez al principio. ¿Va a dejar o no su fuente de ingresos primaria para iniciar un proyecto de emprendimiento?

Yo diría que alguien del núcleo familiar debe dedicarse en cuerpo y alma al proyecto de emprendimiento, mientras que la contraparte debe mantenerse firme en su fuente de ingresos constante a fin de poder cubrir con los gastos comunes, habituales y obligatorios a los que todos estamos sujetos –más aún si tienen una familia formalmente constituida-, con el objetivo de que el emprendimiento no nazca con una pistola en la cabeza.

No deje que sus proyectos nazcan antes del tiempo necesario para su gestación y no permita que luego de que nazcan perezcan por poco involucramiento. Eso hará que tenga muchas enseñanzas, pero aderezadas de frustraciones que podrían aminorar su espíritu emprendedor. ¡No lo permita! Hasta una próxima entrega @wlagc http://actualidadfinancierayfiscal.blogspot.com/

jueves, 20 de septiembre de 2012

Zona de confort (Colaboración @mmsoler)

Si hay algo que nos gusta -ya sea en lo laboral o personal- es estar en una zona de confort, y con esto no me refiero a tener cosas materiales, sino a estar en un ambiente en donde nos sintamos seguros, cómodos, tranquilos y todos aquellos adjetivos que hacen nuestra vida más sencilla -¿y a quién no verdad?-; es decir, tener todo sin aspirar tal vez a algo superior, precisamente por estar cómodamente instalados en ese confort.
Eso puede tal vez ocasionar que en algún momento caigas en cuenta que tienes un recorrido importante en tu vida y sientas que no has logrado todo lo que deseas o que te falto realizar esto o lo otro. Por otro lado, puede significar que el confort es tan bueno que realmente sientes que tu vida tal como la estás viviendo ha sido buena, sin mayores problemas o placeres, dependiendo de la connotación que le desees dar a tu zona.
Puede darse el caso también que que por la rutina, el día a día te agote y te absorba de tal manera que llegues a un punto en el cual digas: ¡necesito nuevos aires! y  cuando hablo de que la rutina te canse o agote no necesariamente me refiero a que tu zona de confort este mal o no te sientas cómodo, simplemente el organismo te pide desesperadamente un cambio.
Las zonas de confort traen sus puntos positivos y negativos, todo desde la perspectiva con la cual se mire. A veces, por el hecho de tener miedo al cambio y salirnos de esa zona, perdemos la oportunidad de experimentar, conocer, mejorar nuestra situación actual. No niego que esto pueda llevarte a que puedas tener algún fracaso, pero el punto es que no te cohíbas a efectuar un cambio por el temor a perder lo que tienes.
Como todo cambio puedes tener cosas positivas o negativas, pero siempre digo que tendremos la oportunidad de levantarnos a pesar de la derrota. ¿No les ha pasado que cuando rechazan o se niegan a dar algún paso por miedo, luego se preguntan: y si…..lo hubiese intentado? Y esto…  y lo otro….etc. Esto ocurre a diario en cada decisión que tomamos y también en cada situación clave en nuestra vida tanto personal como profesional.
Siempre cuando hablo sobre esto recuerdo la película “Conociendo a Joe Black”, protagonizada por Anthony Hopkins y Brad Pitt, donde el segundo encarna a la muerte. En un momento que el señor Parrish (Hopkins) está en su cumpleaños y sabe que ya la muerte se lo llevará, hace público su deseo y le dice a los invitados: “Deseo que todos tengan la misma oportunidad que yo tuve, de despertar una mañana y preguntarme: ¿Y ahora qué?".
Definitivamente es una frase que llega; ojala tengan -y tengamos- la oportunidad de alcanzar un punto en nuestras vidas, en la cual podamos decir eso. Para ello debemos evaluar siempre nuestro entorno y perder ese miedo al cambio de nuestra “zona de confort”, que nos permita ver más allá y acceder a las oportunidades que la vida nos tenga guardada.
Hasta una próxima entrega.
Marcos M. Soler P.
@mmsoler

domingo, 16 de septiembre de 2012

Actualidad financiera y fiscal en El Diario de Guayana N° 61

Mensaje a/de García

Aguas arriba

El ensayo escrito por Elbert Hubbard, llamado de manera común como el “Mensaje a García”, nos muestra de manera clara el valor de hacer la cosas con convicción y deseo, más allá de las adversidades.

Imaginarse al soldado Rowan caminando sin cesar y además sin rumbo fijo, con el único objetivo de llevarle el mensaje al rebelde García –no soy yo, ni ningún familiar mío- nos pretende enseñar de una manera bastante pintoresca sobre los esfuerzos que debemos llevar a cabo día a día para poder cumplir con nuestros objetivos.

Este mensaje tiene mayor significado para las personas que se desenvuelven en ambientes con estándares de disciplina bastante particulares, donde los invitan –y a veces coaccionan-  a cumplir con actividades un tanto alocadas, que se escudan solo sobre esta simple expresión. Actividades que probablemente no pudiesen ser llevadas a cabo por los solicitantes, por lo que por lo general se convierten en grandes injusticias.

Aguas en el medio

En nuestro día a día se nos presentan un montón de mensajes a García, donde de manera –en ocasiones- descortés pedimos a nuestros colaboradores y hasta a familiares cercanos que ejecuten actividades que ni siquiera sabemos hacer, pero que exigimos a otros de manera tajante con un…”¡no sé, resuelve!”.

Cuántas veces no escuchamos a propios y extraños diciendo: “Si no eres parte de la solución, eres parte del problema”. Quizás tenga mucho de verdad esta expresión, pero también es cierto que en ocasiones los requerimientos son desproporcionados, ambiguos y hasta irrespetuosos para profesionales con dominio de sus áreas de experticia, pero que son llevados a la guerra solo con una navaja multiuso y una lata de atún.

Sin embargo, en otras ocasiones esto si aplica absolutamente, especialmente en ambientes altamente competitivos en los cuales debemos mostrar dedicación, esfuerzo y deseos de superación para poder lograr hacer llegar ese mensaje con todo éxito, convirtiéndose ello en una expresión palpable de lo que representa el deseo de hacer las cosas por encima de las expectativas.

Aguas abajo

El mensaje a García es algo que debemos imponérnoslo nosotros míos cada día. Debemos estar en la capacidad de salir cada mañana de nuestras casas con la convicción de caminar toda la isla de Cuba, con nuestra carta en mano, con todas nuestras habilidades sobre la mesa y poder cumplir con el cometido que nosotros mismos nos hemos impuesto. Esperar que cada día llegue alguien a probarnos y sacarnos de nuestra zona de confort e imponernos mensajes a García, no nos hará crecer ni en lo personal ni en lo profesional.

Nosotros debemos tratar de imponer las reglas de competencia y no permitir que seamos nuestro peor enemigo y saboteador de oficio. Ese es mi mensaje a/de García de hoy. Hasta una próxima entrega @wlagc http://actualidadfinancierayfiscal.blogspot.com/

jueves, 13 de septiembre de 2012

La Carrera de la Contaduría Pública (Colaboración @mmsoler)

Cuando uno cursa una carrera universitaria, inicialmente en los semestres básicos aun no tenemos claramente definido que deseamos hacer -o expresado mejor-, en que especialidad queremos trabajar y desarrollarnos,  en la cual sentamos que podemos dar lo mejor de sí y sentirnos bien tanto con nosotros mismos como con el entorno que nos rodea.
En mi caso particular, no fue sino hasta el sexto semestre, si mal no recuerdo, en donde mis sentidos o impulsos me llevaron a querer trabajar en la rama o especialidad de la auditoría dentro de la contaduría pública, realmente si me preguntan el por qué, no les tengo una respuesta concreta, simplemente era lo que me gustaba y me llevaba a querer desarrollar; recuerdo que mientras realizaba la pasantía como analista contable y llegaban los auditores externos de la Compañía siempre los abordaba e interrogaba de cómo era el proceso de auditoría, la sensación era como cuando a un niño le presentan un juguete. Desde ese momento mi meta estando en la Universidad fue ser auditor.
En eso llevo catorce años, revisando y asesorando a compañías en la revisión de sus estados financieros y de su control interno. En este trabajo el trato con el cliente es fundamental y saber mantener las buenas relaciones profesionales es aun mucho más importante. Los clientes en muchos casos dada la continuidad y conocimiento de años que tenemos realizándoles el trabajo pueden confundirlo con la confianza y muchas veces se obstaculiza la realización de nuestro trabajo.
Asimismo, es muy frecuente que más que auditores o asesores nos ven como sus empleados y nos quieres colocar en una posición comprometedora en cuanto a la independencia que estipula nuestra profesión. Un caso muy común es la elaboración de los estados financieros, si repasamos lo que indica una opinión de auditoría en lo concerniente a la “Responsabilidad de la Administración de los estados financieros” nos revela que “La administración es responsable de la preparación y presentación razonable de estos estados financieros de conformidad con las normas bajo las cuales se esté presentando el estado, y del control interno necesario para permitir la preparación de estados financieros libres de errores significativos, ya sea debido a fraude o error”. Seguidamente se indica la responsabilidad del auditor en el párrafo “Responsabilidad de los Auditores” que claramente expresa: “Nuestra responsabilidad es expresar una opinión sobre los estados financieros con base en nuestra auditoría.  Efectuamos nuestra auditoría de conformidad con las Normas de Auditoría.  Esas Normas requieren que cumplamos con requisitos éticos y que planifiquemos y realicemos la auditoría para obtener una seguridad razonable acerca de si los estados financieros están libres de errores significativos. Una auditoría incluye efectuar procedimientos para obtener evidencia de auditoría sobre los montos y revelaciones en los estados financieros”.
Como pueden ver, la responsabilidad del auditor es evaluar la preparación y presentación de los estados financieros pero nunca elaborarlos, este paso, precisamente por la confianza que se ha indicado previamente, se ha omitido. Siendo los auditores los que frecuentemente elaboran los estados incluyendo sus notas revelatorias. La responsabilidad del auditor es la opinión sobre los estados financieros y es lo que debe cuidar y velar porque sea dictaminada de manera correcta y apegada a las normas contables y de la profesión.
El mensaje es que debemos ser cuidadosos y escépticos a la hora de desempeñar nuestro trabajo de acuerdo a la especialidad que dentro de la contaduría pública hayamos decidido realizar y ser firmes en nuestro actuar y accionar.
Hasta una próxima entrega.
Marcos M. Soler P.
@mmsoler


domingo, 9 de septiembre de 2012

Actualidad financiera y fiscal en El Diario de Guayana N° 60

Del delito continuado y la determinación de penalidades

Aguas arriba

Llevamos rato discutiendo sobre la aplicación supletoria del Artículo 99 del Código Penal en cuanto al delito continuado para efectos tributarios. Con este aspecto nos hemos desvelado leyendo las sentencias de Acumuladores Titán, C. A., de Distribuidora y Bodegón Costa Norte, C.A., entre otras, con el objetivo de poder hacernos un criterio claro sobre la aplicación o no de la misma en el tiempo, habida cuenta de la no existencia de vacío alguno en el Código Orgánico Tributario del 2001.

Un poco para crear el antecedente, tenemos el caso de Acumuladores Titán, C. A. en materia de impuesto al valor agregado (libro de compras y ventas y por omisión de datos en las facturas emitidas), bajo la vigencia del Código Orgánico Tributario de 1994, donde se manejaban términos de reincidencia y reiteración que de manera brillante esta desarrollado por muchos especialistas, de los cuales puedo nombrar al abogado Carlos E. Weffe H.,  en su estudio “La Reincidencia, la Reiteración, el Concurso de Delitos y el Delito Continuado en el Sistema Tributario Venezolano”, publicado en la revista 91 de la AVDT.

Aguas en el medio

Considerando las características del impuesto al valor agregado, en cuanto al periodo de imposición, la Sala Político Administrativa del Tribunal Supremo de Justicia decidió que: “Analizado y examinado dicho cuerpo normativo [COT 1994] en su parte general, observa la Sala que no existe normativa que regule la calificación del hecho punible o ilícito tributario, cuando es producto de una conducta continuada o repetida. En virtud de lo cual, y por mandato expreso del referido artículo 71 eiusdem, es de obligatorio proceder, según las reglas del concurso continuado, previstas en el Código Penal. Normas y principios aplicados a las infracciones y sanciones, que forman el ilícito tributario, ya que éste participa de los caracteres generales del ilícito penal, como garantía constitucional de los principios de legalidad, debido proceso y proporcionalidad de la pena consagrados en nuestra Carta Fundamental”.

Aguas abajo

Luego aparece en escena Distribuidora y Bodegón Costa Norte, C. A. ya bajo el imperio del Código Orgánico Tributario del 2001, en el cual luego de dimes y diretes fue cambiado el criterio, considerando que no existía vacío alguno en cuanto a este tema, por lo que se decidió mediante aclaratoria del 13 de agosto de 2008, que a partir de dicha fecha no debería aplicarse de manera supletoria el Artículo 99 del Código Penal. En sentencia a la entidad Welcome, C.A., vemos como se le da la bienvenida a este nuevo criterio, aún cuando los incumplimientos fueron cometidos en los años 2003, 2004 y 2005.

El 9 de agosto de 2012, la Sala Político-Administrativa del Tribunal Supremo de Justicia, caso Europa, Clínica de Obesología y Day Spa, C. A., en materia de impuesto al valor agregado e impuesto sobre la renta, reaviva el tema del delito continuado y le suma a ello lo previsto en el Código Orgánico Tributario en su Artículo 81, en cuanto a la determinación de multas, por incumplimientos acaecidos en los años 2004 y 2005, en el cual se decide de manera poco convencional -que no pienso adelantarles-.

Solo con el objetivo de ver el desenlace, los invito a que la lean con detenimiento. Les garantizo que verán un final bastante interesante.

Les recuerdo que este tipo de decisiones pueden tener un impacto importante en los estados financieros, por lo que su análisis no tiene ningún desperdicio. Hasta una próxima entrega @wlagc http://actualidadfinancierayfiscal.blogspot.com/

viernes, 7 de septiembre de 2012

¿Mi empresa tiene deterioro? Segunda Parte (Colaboración @mmsoler)

Siguiendo con lo que les comentaba la vez pasada en cuanto al deterioro de los activos, la gerencia de la Compañía debe realizar una evaluación cada año de cómo se encuentran sus activos y si operativamente tienen algún indicio de deterioro. Nuestra finalidad como auditores será la de evaluar si existe algún indicio de que tales  activos (ya sea propiedades, planta, maquinaria, equipos u otros) de la Compañía durante el ejercicio que estemos revisando o auditando presentan deterioro.
El valor de uso, definido en la NIC-36, indica “es el valor actual de los flujos futuros de efectivo estimado que se espera obtener de un activo o unidad generadora de efectivo,” incluyendo su desincorporación al final de su vida útil. Los flujos futuros de fondos son los ingresos estimados que se espera produzca el uso de los activos durante su vida restante (vida útil remanente), menos los costos y gastos de operación atribuibles a dichos ingresos.
La Norma establece que se deteriora el valor de un activo cuando el valor en libros del mismo excede a su importe recuperable. La Compañía debe evaluar en cada fecha de cierre del balance, si existe algún indicio de deterioro del valor de sus activos. Si se detectase algún indicio, la Compañía deberá estimar el importe recuperable del activo en cuestión.
Al evaluar si existe algún indicio de que el activo puede haber deteriorado su valor, la Compañía debe considerar, las fuentes externas e internas. Entre las que le puedo mencionar: a) Si durante el período, el valor de mercado del activo ha disminuido significativamente mas que lo que cabría esperar como consecuencia del mero paso del tiempo o del uso normal; b) Si durante el período han tenido lugar, o van a tener efecto en el futuro inmediato, cambios significativos con una incidencia adversa sobre la empresa, referentes al entorno legal, económico, tecnológico o de mercado en los que ésta opera, o bien en el mercado al que está vinculado el activo en cuestión; c) El valor en libros de los activos que la empresa presenta, en sus estados financieros, es mayor que su capitalización bursátil; d) Se dispone de evidencia sobre la obsolescencia o deterioro físico del activo; e) Durante el período han tenido lugar, o se espera que tengan lugar en el futuro inmediato, cambios significativos en la forma o manera en que se usa o se espera usar el activo, que afectarán desfavorablemente a la empresa; entre tales cambios pueden encontrarse los planes de interrupción o reestructuración de la operación a la que pertenece el activo, o que se haya decidido la desapropiación del mismo antes de la fecha prevista; y f) Se dispone de evidencia, procedente de informes internos, que indica que el rendimiento económico del activo es, o va a ser, peor que el esperado.
Como pueden observar este tema se vuelve interesante y lo indicado acá son algunos elementos que espero les sea de utilidad en los análisis o evaluaciones que como responsables de la gerencia o auditores debemos documentar claramente y con evidencia suficiente y competente. Espero esta guía les sea de provecho.
Hasta una próxima entrega.
Marcos M. Soler P.
@mmsoler 

domingo, 2 de septiembre de 2012

Actualidad financiera y fiscal en El Diario de Guayana N° 59

Vivienda y habitat

Aguas arriba

Hemos visto una evolución importante en los últimos años en materia de Ahorro Habitacional. En el año 1989 contábamos con la Ley de Política Habitacional, la cual establecía un aporte del 3% para estos fines (1% empleado y 2% patrono). Posteriormente nace en el año 2000 la Ley que regula el Subsistema de Vivienda y Política Habitacional, sustituyendo la Ley de Política Habitacional y  contemplando similar aporte y distribución, agregando que la base de cálculo sería el salario normal, en concordancia con lo previsto en la Ley Orgánica del Trabajo vigente para entonces.

Siguiendo con las modificaciones, en el 2005 es promulgada la Ley del Régimen Prestacional de Vivienda y Hábitat, siendo reformada en los años 2006 y 2007, haciendo ajustes conceptuales importantes en cuanto a cómo definir el tema habitacional, que son convalidados por la Ley de Reforma Parcial de la Ley Orgánica del Sistema de Seguridad Social del 2008 y de abril del 2012, excluyendo al Régimen Prestacional de Vivienda y Hábitat de la conceptualización de tributos. 

Aguas en el medio

Ahora bien, ¿Cómo se ha comportado la jurisprudencia en cuanto a este tema? En Sentencia N° 01928, de fecha 27 de julio de 2006, se realizó un análisis de la naturaleza del aporte y se concluyó para ese entonces que dicho aporte tenía carácter tributario.

En Sentencia N° 01007 del 18 de septiembre de 2008, la Sala Político Administrativa del Tribunal Supremo de Justicia concluye en los mismos términos anteriores, en cuanto a su naturaleza tributaria. Así mismo, la Sentencia de la Sala Político Administrativa del Tribunal Supremo de Justicia N° 1202 del 25 de noviembre de 2010, sigue siendo consistente con lo que hasta la fecha se había visto.

Aguas abajo

El 28 de noviembre de 2011, en Sentencia N° 1771, la Sala Constitucional del Tribunal de Justicia cambia el panorama totalmente con ocasión del recurso de  revisión interpuesto contra la Sentencia N° 1202.

En dicha revisión se concluye que: i) no tiene carácter tributario, cambiándose de esta forma el tratamiento fiscal que habíamos venido haciendo históricamente en materia de impuesto sobre la renta en cuanto a su deducibilidad; ii) se declara imprescriptible, dado que ya no se encuentra regulado por el Código Orgánico Tributario, el cual establece una prescripción -inicialmente- de 4 años y iii) se otorga carácter extensivo a la decisión que allí se emana a todas aquellas sentencias que versen sobre la misma materia, por lo que se da el levantamiento de la cosa juzgada

Como ven, es vital estar atento a las acciones por venir en el futuro que se suman al hecho de que dicho ahorro debe ser calculado en función al salario integral y no al salario normal -como en el pasado fue interpretado-, sin contar el hecho de su imprescriptibilidad, lo que hará que el mismo pueda ser demandado en el tiempo –a partir del 2005- por los trabajadores y por el Estado. Los invito a buscar las sentencias y a leerlas con detenimiento. Hasta una próxima entrega @wlagc http://actualidadfinancierayfiscal.blogspot.com/