Emprendimiento/Gerencia/Impuestos/Finanzas/Tecnología/Social/Educación

Opinión



domingo, 29 de marzo de 2015

Actualidad financiera y fiscal en el Diario de Guayana N° 193

Reactivación 

Aguas arriba 

El sector construcción debe imponerse como el motor principal para poder generar ese efecto multiplicador que se requiere para poder estabilizar la economía, junto con un proceso asertivo de manejo del sistema cambiario, aunado a una mejora contundente de las condiciones jurídicas para hacer negocios tanto en lo económico, como en lo tributario, que coadyuven a incentivar la inversión de pequeños y grandes, locales y foráneos.

Parece una fórmula fácil, pero en la práctica se requiere de medidas claras y consistentes, que motiven la colocación de capital en proyectos productivos autosustentables y del largo plazo. En mi introducción nombro al sector construcción por ser el que más reactiva el aparato, pero realmente se necesita mucho de todo para poder reactivar el país.

Parece que todos los esfuerzos se centran en iniciar proyectos del área de servicios, que sirven para soportar el trabajo de algunos sectores, así como de particulares, pero en ningún momento generan un valor agregado. Esto si se logra cuando se construye una solución habitacional a cualquier nivel y cuando se producen productos para abastecer el mercado local e internacional.

La masificación de la informalidad o la creación de negocios en los cuales no existe ningún proceso productivo de manufactura puede que cree ciertas mejoras económicas para las personas directamente involucradas, pero realmente no crean el mismo impacto que pueden ofrecer proyectos más complejos que requieran mayor cantidad de mano de obra directa e indirecta.

Aguas en el medio 

Lamentablemente, una gran cantidad de esfuerzos importantes han sido enrolados al sector de recursos naturales, pero se ha dejado de lado el resto de la economía, no proporcionado oxígeno a personas y grupos empresariales interesados en desarrollar nuevas ideas o de replicar negocios de talla internacional en nuestras fronteras.

El hecho de que algunos sectores estén seriamente afectados por la adquisición de bienes importados, genera que se esté perdiendo una importante cantidad de capacidad instalada y de infraestructura que pudiese estar produciendo a toda velocidad. Sin duda alguna, esto tiene que tener un efecto claro en la recaudación tributaria, por lo que el problema se hace cada vez más complejo de resolver.

Sólo con darse un paseo por las más importantes zonas industriales del país, vemos que tenemos todas las facilidades para albergar proyectos de todo tipo y lo único que se requiere es que lo público y lo privado no se solapen.

Siempre se ha destacado el rol que puede tener la municipalidad al ofrecer beneficios fiscales a entidades que tomen la decisión de domiciliarse en sectores específicos, lo que puede generar todo un efecto cascada muy favorable para la recaudación, por los proveedores de bienes y servicios que de forma directa e indirecta ayudarán a la entidad beneficiaria de dispensas fiscales a instalarse y funcionar. En este sentido, se requiere de un plan claro que permita poner a las autoridades tributarias de la municipalidad como un organismo interesado en ofrecer condiciones reales a contribuyentes y emprendedores.

Aguas abajo

Definitivamente, para esto se requiere un cambio cultural importante, dado que en la actualidad pareciese que no estamos trabajando en conjunto, por lo que no se logra la sinergia que se requiere. La visita de las autoridades no se hace con tono educativo y correctivo, por lo que produce altísimos niveles de angustia para entidades y personas que desean hacer negocios y favorecer con empleos de calidad al colectivo.

Por otro lado, es momento para que los empresarios de oficio realmente se comprometan con sus obligaciones y hagan el esfuerzo requerido para ser rentables en sus negocios, mientras son oportunos con el pago de tributos ante los distintos sujetos pasivos. Se de muchos que hacen grandes esfuerzos para cumplir y no morir en el intento.

Es fundamental que lo público entienda que lo privado será la pieza clave  para poder fomentar condiciones mínimas para hacer negocios. Siendo así, la construcción, la creación y apoyo al sector productivo, flexibilización del control cambiario y creación de condiciones que flexibilicen al sistema tributario, laboral, legal y económico, serán la ruta idónea para fomentar un clima más apetecible.


En este momento estamos en la recta final en el proceso de declaración y pago del impuesto sobre la renta en favor de la Tesorería Nacional. Es necesario que todos estemos conscientes de nuestra obligación como contribuyentes y procedamos a la declaración y pago de forma oportuna. Es responsabilidad de todos ayudar al país a seguir adelante. Hasta una próxima entrega @wlagc http://actualidadfinancierayfiscal.blogspot.com

Foto: Movart en GGS

domingo, 22 de marzo de 2015

Actualidad financiera y fiscal en El Diario de Guayana N° 192

Medidas anticorrupción

Aguas arriba


La corrupción es uno de los flagelos más terribles de la historia contemporánea del hombre. Lamentablemente se ha vuelto algo tan sistémico, que hasta cotidiano parece. Se ve no solo en lo público, sino también en lo privado y empieza a convertirse rápidamente en un elemento que tiende a formar parte del ADN colectivo y con ello de nuestra idiosincrasia, convirtiéndose así en un atributo nada llamativo para terceros que por un asunto de valores no aceptan ser parte de un sistema que llega a muchos niveles neurálgicos al momento de llevar a cabo negocios de fuente inicial licita.

En un mundo tan globalizado, los indicadores de corrupción se vuelven un elemento importantísimo al momento de iniciar proyectos, dado que se puede convertirse en un gran obstáculo durante el proceso de diseño, puesta en marcha y activación de cualquier emprendimiento. Incluso, se vuelve piedra de tranca en los escenarios donde la liquidación es una necesidad.

La burocracia, los trámites excesivos, la discrecionalidad, los controles, alcabalas y la crisis perse, hace que la forma más expedita de alcanzar algún objetivo en tiempo razonable sea auspiciada por actos moralmente cuestionables para ambas partes involucradas y el problema se extrapola cuando se concede a venia de que es absolutamente cotidiano y necesario.

Aguas en el medio

Los sistemas económicos sofisticados permiten los procesos fluyan de forma natural y expedita, donde los protocolos son diseñados de tal forma, que los funcionarios no tienen mayor toma de decisiones. Con esto se logra evitar la utilización de prácticas desleales y garantiza que el toque humano sea mínimo.

De igual forma, la posibilidad de hacer reclamos formales están debidamente instrumentados, permitiendo que la actuación de cualquier funcionario público sea cuestionada en el caso que sea necesario, sin necesidad de recurrir a tecnicismo legales complicados para cualquier persona de a pie, logrando así la tan ansiada justicia equitativa para todos los sujetos de derecho que hacen vida. La sumatoria de todo esto, permite que los procedimientos funciones y con ello se dan condiciones que motivan a emprender, gestionar y participar.

Indudablemente esto es algo que ocurre en todas las latitudes; no obstante, Reino Unido y Alemania son solo un par de jurisdicciones que se preocupan realmente por crear medidas anticorrupción que den condiciones para poder mitigar riesgos de esta naturaleza, siendo fácil de percibirlo con tan solo pisar sus respectivos aeropuertos.

Aguas abajo

El simple hecho de existir entes independientes encargados de vigilar la manifestación de riquezas de personeros públicos y las constantes campañas para regularizar hechos de dudosa reputación, son solo algunos de los ejemplos que se pueden ver con altísima frecuencia por aquellos lares. Sencillamente, se vuelve deshonroso ser considerado corrupto y el castigo es imparcial y ejemplar.

Probablemente, Alemania sea el líder en esta área, dado que la recepción de sobornos para locales y extranjeros es fuertemente castigado, por lo que el seguimiento a transacciones inusuales, el análisis detallado de los bienes de personas a todo nivel y una mención aparte para los funcionarios públicos, hace que sea un negocio altamente riesgoso entrar por el lado oscuro de la corrupción, convirtiéndose en un camino sin retorno y con un final altamente previsible.


Penas restrictivas, confiscación de bienes, inhabilitación y multas son el coctel perfecto para evitar que funcionarios públicos y trabajadores privados se dejen tentar y fomenten con ello problemas de imagen que evitan que los mercados se vuelvan atractivos producto de la trágica viveza local. Hasta una próxima entrega @wlagc http://actualidadfinancierayfiscal.blogspot.com/

Foto: Movart, oficina GGS Puerto Ordaz


domingo, 15 de marzo de 2015

Actualidad financiera y fiscal en El Diario de Guayana N° 191

Formación profesional

Aguas arriba


La formación profesional debe sin duda alguna pasar por la obtención de competencias que permitan generar conocimiento con un enfoque dirigido a poder ser aplicado en un ambiente práctico, de lo contrario, la transferencia de información se vuelve estéril y se convierte sólo en un monólogo magistral que satisface el ego del que imparte y aburre al que pretende adquirir una información de interés técnico.

Mucho se ha hablado de la exportación de talentos, aunque la precisión de la data real se me hace un tanto esquiva; no obstante, en el ambiente académico observamos una masa de profesionales con un apetito particular para iniciar en otro escenario distinto, por lo que desechan información local que puede hacerse imprescindible en el futuro y que de no adquirirlo en este momento, será más costoso hacerlo en otro momento.

Eso por mi sí mismo es un problema, sin embargo, desde nuestra óptica como profesionales que transmitimos información, que creamos contenido para el estudio y que además debatimos en el marco en el cual nos desenvolvemos -y que salvó prueba en contrario, lo seguiremos haciendo- debemos seguir haciendo énfasis en el reclutamiento de profesionales que entiendan que el proceso formativo -en un contexto profesional- inicia en la universidad y termina el último día de nuestras vidas, por lo que la sumatoria de competencias será la ruta para poder seguir creciendo en un ambiente tan contrario, pero que al mismo tiempo se vuelve infinitamente retador.

Aguas en el medio

El poder contar con un conocimiento adquirido de forma especialmente académica, permite tener la habilidad previsible de poder solucionar problemas basado en el criterio y capacidad del analizar profesional, lo que garantiza la proactividad que se requiere en sistemas tan complejos como los actuales, siempre en el entendido de que no debe estar condimentado por el famoso deseo de aplicar estrategias que solucionen problemas, pero generando efectos colaterales.

Lo interesante de todo, es que el conocimiento se desarrolla y entrelaza, por lo que basar el conocimiento en competencia, hace que se cree un efecto multiplicador para la solución de más y más problemas.

Ahora bien, estas reflexiones tienen un fin más importante, y es el hecho de que en un ambiente inflacionario, controlado, con altísima dosis de discrecionalidad gubernamental y muchísimas amenazas, se requiere un profesional que este a otro nivel.

Aguas abajo

Probablemente, mis comentarios pareciesen estar circunscritos solo al ambiente estrictamente de la academia; sin embargo, es importante hacer un punto y aparte para poder llevarlo al ambiente empresarial y de emprendimiento, para que se puedan engranar una serie de elementos que mandatoriamente se convertirán en una suerte de celdas entrelazadas y que el desenvolvimiento de una afecte a la otra, por lo que se hace imprescindible que los lideres organizacionales entiendan que tener olfato y recursos para iniciar proyectos es de suma importancia (y altamente valorado), pero que también se requiere de una dosis importante de conocimientos técnicos y estratégicos que se adquieren con adiestramiento formal, lo que de una u otra forma podrá garantizar hacer mediciones que muestren si el camino andado es el conveniente y si la forma como vemos el futuro de manera objetiva es o no positiva desde el punto de vista de los indicadores.

Es evidente que hay muchos casos en los cuales el olfato ha sido suficiente para iniciar proyectos con muchos años y que evidentemente han generado frutos económicos importantes a sus accionistas y que han sido, contradictoriamente, quebrados por segundas generaciones que queriendo tecnificar el asunto, terminan pasmando proyectos de toda la vida; no obstante, en la gran mayoría de los casos, cuando ha habido generaciones proactivas y con idea innovadoras y se les abre la puerta para actuar, el crecimiento ha sido considerable y los resultados han sido altamente satisfactorios.


Con todo el tema de la Reforma Tributaria que estamos viviendo, se ha observado que el empresariado está empezando a entender que su rol debe ser más participativo, dado que los riesgos no deben ser trasladados por simple desdén o desconocimiento sistemático que en nada ayuda al emprendimiento y que lo convierte en un posible target para las amenazas que vivimos. Muchas gracias a BIESUR por la invitación a participar como ponentes en el evento llevado a cabo el 12 de marzo en el Restaurante ERCOLE en Puerto Ordaz, con un increíble éxito. Hasta una próxima entrega @wlagc http://actualidadfinancierayfiscal.blogspot.com/

Foto: Galería personal

domingo, 8 de marzo de 2015

Actualidad financiera y fiscal en El Diario de Guayana N° 190

Responsabilidad 

Aguas arriba


Érase una vez una época no remota en la cual era más sencillo (y hasta conveniente) concluir que cualquier error técnico (advertido o inadvertido) era responsabilidad exclusiva de asesores de forma dependiente o independiente en áreas tan intensas como la contable, laboral y tributaria, siendo bastante recurrente escuchar a muy alto nivel gerencial y directivo comentarios en los cuales se concluía que la confianza entre asesor y asesorado era más importante que el argumento técnico en cuestión y por ello, existía un exceso de la misma que se convertía por consiguiente en fuente del problema.

En algunos casos (bastante recurrente) el mayor problema consiste en una especie de amnesia colectiva, donde el asesorado se planta en la firme posición de que no fue debidamente informado, aun cuando repose en cartas y presentaciones.

En situaciones extremas, pueden admitir que recibieron la explicación, pero luego de dilatadas discusiones concluyen que "eso no es lo mío y para eso te contrato" y por ende afirman que no tienen obligación alguna de entender y aprobar o no cualquier postura técnica, por lo que de forma indirecta nace nuevamente la discordia entre las partes.

Aguas en el medio 

En honor a la verdad, ciertamente los temas de nuestra competencia son un conocimiento que se ha vuelto complejo con el tiempo; no obstante, son temas que pueden ser entendidos perfectamente a nivel gerencial y directivo, por lo que considero que las explicaciones que se den son del todo comprensibles y aplicables para estos niveles y en caso de que no sea, queda de parte de las partes, tener la debida preparación.

Sin duda alguna, existen supuestos en los cuales el presunto asesor tiene una mediana (más hacia la baja) idea del tema, pero tiene una manera muy eficiente de explicar sus conceptos, por lo que en este caso si vale la pena concluir que el asesorado tendrá problemas sin saberlo siquiera; sin embargo, partamos de la buena fe del hecho cierto de que debemos ocuparnos en prepararnos si deseamos seguir manteniéndonos en estos temas técnicos.

El objetivo real es que la gerencia entienda que su responsabilidad es la de tomar decisiones asertivas en cuanto a todas las situaciones de su negocio, dado que el asesor será una herramienta para poder obtener información técnica que sirva de elemento para poder tener una visión integral del asunto, y no que el asesor cuenta con argumentos mágicos para resolver problemas que incluso pudiesen considerarse crónicos y con altos indicios de considerarse como vicios gerenciales, de negocios principalmente de pequeño tamaño, pero con tamaños problemas.

Aguas abajo 

A final de cuentas, el punto central es que debemos no solamente impulsar la masificación de la información. Debemos impulsar un cambio paradigmático para que accionistas y directivos entiendan las repercusiones tributarias, contables y laborales de cualquier decisión que se tome, por más pequeña que se considere, con el objetivo último y sublime de cumplir con sus obligaciones a tiempo y de forma apropiada.

Como ya hemos hablado, la reforma tributaria del pasado noviembre, de la cual hemos hecho esfuerzos para divulgarla, tiene serias consecuencias pecuniaras y penales para las personas responsables del reporte financiero y en general en la toma de decisiones en el ambiente organizacional, por lo que obviar o desconocer ello puede ser altamente dañino para el patrimonio de empresarios y sus dependientes.

Es interesante el hecho de que muchos altos ejecutivos se han percatado de que no es suficiente que el staff profesional se actualice; muchos de ellos han entendido que también ellos deben tener un conocimiento importante en el tema, ya que de ello dependerá una toma de decisiones eficiente, y así tratar de minimizar en lo posible, una cantidad de riesgos que se hacen cada vez más ilimitados y que afectarán de forma determinante a las PYMES, las cuales por su estructura y fragilidad serán las que se lleven la peor parte. Hasta una próxima entrega @wlagc http://actualidadfinancierayfiscal.blogspot.com/


Foto: Estado Anzoátegui, Venezuela

domingo, 1 de marzo de 2015

Actualidad financiera y fiscal en El Diario de Guayana N° 189

Discrecionalidad 

Aguas arriba 


Más allá de los cambios en materia sancionatoria, la reforma tributaria de noviembre pasado realizó algunas modificaciones que serán dignas de análisis, de cara a los posibles niveles de discrecionalidad que se generarán en materia de impuesto sobre la renta, impuesto al valor agregado, INCES y Ley Orgánica de Ciencia, Tecnología e Innovación, por solo nombrar los tributos más evidentes y con mayor influencia en la forma como llevamos a cabo nuestros negocios. Es un hecho de que los negocios se están manejando principalmente entorno al sistema tributario/cambiario y no en función a la generación de riquezas.

Entre algunos ejemplos, podemos mencionar que en materia de impuesto sobre la renta, el supeditar la deducción de sueldos, salarios y demás remuneraciones, al cumplimiento de obligaciones como patrono, podrían crear una serie de indeterminaciones difíciles de prever en este momento, en caso de eventuales fiscalizaciones, por el gran rango de acción que tendrán los funcionarios, avalados por el hecho de que cualquier reparo deberá ser pagado independiente de que sea recurrido por el débil jurídico, lo que sin duda alguna es el retroceso más grande que se observa, del cual ya hemos conversado en anteriores oportunidades.

La expresión en la "medida" será uno de los elementos que distorsionaran tanto el accionar del contribuyente, como la actuación de la administración tributaria, por lo que el exceso pudiese ser una constante, en un ambiente de cumplimiento tan extenso como el vigente y que sensiblemente pudiese obstaculizar el cumplimiento del principio de la capacidad contributiva, por la negación en la aceptación de gastos normales y necesarios, hechos con el objetivo de producir renta de forma demostrable.

Aguas en el medio 

En materia de impuesto al valor agregado, veremos como el criterio para determinar operaciones que no se consideran directas, que se interpreten que pueden ser imputadas para fines empresariales y personales o que estén asociados a "servicios" de comida, proveerán de un cheque en blanco para cualquier actuación, que mediante esta puerta pueda generar importantes impactos en entidades de todo tipo, siendo las PYMES las más afectadas. Hacemos especial énfasis en las PYMES, por el hecho de que decisiones o interpretaciones contrarias, golpearan más duro al pequeño en cuanto a lo económico y a la capacidad de recuperación.

La Ley Orgánica de Ciencia, Tecnología e Innovación  aún viene con definiciones difíciles de digerir, que dan señales de que las devoluciones no serán materia imponible, pero que en apariencia desconoce políticas sanas y licitas de descuentos comerciales, que son parte integra de cualquier sistema de comercio tradicional y que forman parte de una dinámica sana, sin perjuicio de otro tipos de ingresos que puedan originarse por razones exógenas.

Aguas abajo 

Por el lado del INCES, los temas asociados a aprendices deja también interrogantes en cuanto a la relación jurídica/laboral que se tendrá con los participantes, donde todo apunta que deberán ser incorporados de forma permanente al cabo de los seis meses, so pena de ser incluso severamente sancionado, sanciones que además utilizan el cierre como mecanismo ideal para presionar al empresariado, al cumplimiento del sistema en general.

Esto es sólo algunos de los puntos que desde noviembre y por los meses por venir deberán ocuparnos, a fin de poder cubrir riesgos, cumplir con la normativa y permitir que nuestros negocios se mantengan en marcha, generando bienestar y empleo de calidad, mientras que en simultáneo cumplimos de forma razonable con nuestra obligación constitucional de coadyuvar con la carga del estado como un todo.


Como es costumbre, sólo se busca un sistema tributario justo, eficiente, progresivo, transparente, ético, sencillo y por sobre todo, conectando con el hecho de que deben tener un objetivo informativo y conciliador para acompañar al contribuyente de una forma prácticamente desapercibida, permitiendo así, que cada quien cumple su rol de la mejor firma. La creación de controles y la interconexión de ellos de forma prelativa, pudiesen originar cada vez más situaciones incómodas de cara al mantenimiento de negocios en marcha. Es fundamental que se hagan todos los esfuerzos por asentar un sistema que no sea permisivo, pero que al mismo tiempo permita hacer negocios de forma transparente y justa. Hasta una próxima entrega @wlagc http://actualidadfinancierayfiscal.blogspot.com/

Foto: Downtown, Aruba